Un abuelo mató a su hija, a sus 6 nietos y luego se suicidó en Florida, EEUU

Un hombre mató el jueves a seis de sus nietos y a su hija en la localidad de Bell, en el norte de Florida, en un nuevo episodio de violencia que vuelve a poner la posesión de armas de fuego en el centro de la polémica en el país.

“Este tiroteo en Bell es una de las mayores tragedias registradas en el estado de Florida” El autor de los disparos, un hombre de 51 años con antecedentes penales, se suicidó tras acabar con la vida de su hija y seis de sus nietos, que tenían entre 3 meses y 11 años, según informaron las autoridades del condado de Gilchrist, a unos 50 kilómetros (31 millas) al oeste de Gaineville.

crimen california

Las autoridades explicaron que fue el propio asesino, identificado como Don Charles Spirit, quien llamó al 911 para anunciar los crímenes y que algunas personas dentro de la vivienda donde tuvo lugar la tragedia pudieron sobrevivir.

En conferencia de prensa, el alguacil del condado Gilchrist, Robert Schultz, informó que las autoridades acudieron al llamado pero fue demasiado tarde, Spirit se suicidó y hallaron a las siete víctimas con disparos de arma de fuego “por toda la propiedad”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Don Charles Spirit ya había protagonizado diversos incidentes de violencia doméstica e incluso estuvo preso por el asesinato imprudencial del uno de sus hijos, según informes de Associated Press.

Los menores tenían entre 3 meses y 11 años

El alguacil no dijo si el arma fue recuperada y de qué tipo era, tampoco están claros los motivos que llevaron a Spirit a desatar la matanza.

«Todavía hay un montón de preguntas sin respuesta. Va a haber preguntas que jamás vamos a poder responder», dijo Schultz.

Sobre las víctimas, el alguacil señaló que la mayor era Sarah Lorraine Spirit, de 28 años, quien era la madre de los dos niños y cuatro niñas acribillados.

Los menores que cayeron ante las balas de su abuelo fueron Kaleb Kuhlmann, de 11 años; Kylie Kuhlmann, de 9; Johnathon Kuhlmann, de 8; Destino Stewart, de 5; Brandon Stewart, de 4; y Alanna Stewart, que nació en junio pasado.

El sospechoso del tiroteo, es el abuelo de las víctimas Don Spirit que supuestamente se suicidó.

Al caer la noche, la policía había acordonado la carretera que conduce a la casa donde ocurrió la tragedia, cerca de Bell, un pueblo de apenas 350 habitantes a unas 30 millas al oeste de Gainesville.

«Mantengamos a esta comunidad en nuestras oraciones», dijo Schultz. «Mañana (este viernes) va a ser un día duro en el Condado de Gilchrist.»

Spirit ya había sido encarcelado por la muerte de uno de sus hijos de 8 años

El alguacil afirmó que Spirit era el único sospechoso y que algunas personas fueron halladas con vida en el lugar. Respecto del historial criminal de Spirit, Shultz mencionó que Spirit salió de prisión en febrero de 2006 por un cargo de armas, según datos del Departamento de Correccionales de Florida.

Una historia publicada en 2003 en el diario Orlando Sentinel, señala que Don Spirit, quien por entonces tenía 40 años, se declaró culpable de posesión de arma de fuego y de disparar un arma que acabó con la vida de su hijo Kyle, de 8 años de edad, durante un fatal accidente en un día de caza en 2001.

Spirit fue sentenciado a tres años de prisión y su versión del incidente es que paseaba por el bosque con Kyle y otro hijo mayor cuando levantó su arma al darse cuenta que tenía óxido en el cañon, entonces el rifle se disparó accidentalmente y le dio al menor en la cabeza.

Antes, en 1998 ya había sido condenado por posesión ilegal de marihuana, según datos deAssociated Press.

Los vecinos están sorprendidos

La noticia ha causado conmoción en los residente de Bell, “Es trágico lo de los niños, incluso si hubiera problemas de familia ¿por qué involucrar a los menores?», se pregunta Daniel Barry, vecino del lugar.

“Ya es bastante que tomó la vida de su hija ¿por qué sus nietos también? es surrealista”, agregó Barry.

El tiroteo del jueves en Bell es una de las mayores tragedias registradas en los últimos años en el estado de Florida, donde la posesión de armas ha sido tradicionalmente motivo de polémica, al igual que en el resto de Estados Unidos, señaló la agencia Efe.

El pasado julio se aprobó precisamente en Florida la «Privacy of Firearm Owners Act», que impide a los médicos del estado preguntar a sus pacientes si disponen de armas en sus casas, bajo multa de US$10,000 o incluso la retirada de la licencia médica.

Cada año más de 7,000 niños son hospitalizados en Estados Unidos por lesiones de armas, de las cuales un tercio son accidentales, causando cerca de 500 muertes anuales en menores de 20 años.

Según un estudio de la Asociación Nacional de Médicos (NPA, por sus siglas en inglés), los accidentes con armas de fuego son la tercera causa de muertes y de incapacidad permanente por lesiones graves, después de los envenenamientos y los accidentes de tráfico.

En 2013 una ley sobre el control de armas fue desestimada en el Senado

De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones (FBI), en Estados Unidos hay más de 200 millones de armas en manos de la población, en un país que cuenta con una población total de 310 millones de habitantes.

Esta nueva matanza se produce apenas dos días después de que el presidente Barack Obama insistiera en la necesidad de aprobar «reformas de sentido común» que aumenten el control de armas en el país, justo un año después de que un tiroteo en un centro administrativo de la Marina en Washington dejara 12 muertos.

Un año antes, en diciembre de 2012, se vivió otra tragedia aún mayor en una escuela de Newtown, Connecticut, donde fueron asesinados 20 niños y 6 mujeres.

A pesar de que (según las encuestas) el 90% de los estadounidenses respaldan un mayor control de las armas de fuego, todos los esfuerzos legislativos puestos en marcha en los últimos tiempos han fracasado en el Congreso, donde ejerce una notable influencia la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

En el 2013 una enmienda bipartidista sobre la verificación de antecedentes de los compradores de armas ni siquiera obtuvo en el pleno del Senado el mínimo de 60 votos necesario para continuar su tramitación.

Fuente [Noticias.univisión.com]

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Contenido Relacionado