Un estudio refuerza el papel de los edulcorantes sin calorías en la pérdida de peso

El consumo de edulcorantes bajos o sin calorías es seguro y no existe relación con la aparición de enfermedades no transmisibles Además, la evidencia científica también indica que pueden jugar un papel significativo en la prevención del sobrepeso. Así se establece en un estudio que acaba de ser publicado en la revista «Nutrición Hospitalaria» y que hace una revisión sistemática de los estudios realizados en los últimos años en esta área.

Tal y como indica Pilar Riobó, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, y autora de este estudio, «los alimentos o bebidas donde el azúcar ha sido sustituido por edulcorantes bajos o sin calorías pueden ayudar a mantener un peso saludable y también a reducirlo, siempre y cuando quien los consume tenga una estilo de vida saludable, realice alguna actividad física, y lo más importante, no tome un exceso de calorías como compensación a estos alimentos».

edulcorantes--478x270

Según la evidencia científica, se estima que los adultos pueden prevenir el aumento de peso reduciendo 100 kilocalorías en su ingesta diaria. «Este tipo de edulcorantes son una buena herramienta para conseguir esta meta, pero tenemos que tener claro que son útiles siempre y cuando quienes las consumen no ingieran calorías adicionales como compensación», subraya Riobó en su estudio. «Esta compensación se puede producir porque el organismo espera la ingesta de más calorías -y por tanto el individuo tiene una mayor sensación de hambre-, o porque simplemente piensa que puede consumir sin ningún efecto negativo alimentos o bebidas ricos en azúcar, dado que anteriormente ingirió alimentos con edulcorantes hipocalóricos o sin calorías».

Sensación de hambre

Un reciente estudio publicado en «Obesity», en el que se han comparado las bebidas con este tipo de edulcorantes y el agua como apoyo a un programa de pérdida de peso, indica que tras 12 semanas la reducción de peso ha sido mayor en el grupo que consumía bebidas con edulcorantes bajos o sin calorías. Y no sólo eso, esta investigación también muestra que este grupo se ha conseguido reducir la sensación subjetiva de hambre ansiedad, lo que demuestra que estas bebidas pueden formar parte de una estrategia efectiva para reducir peso.

«La evidencia científica demuestra que este tipo de edulcorantes que ahora mismo hay en el mercado son seguros y no existe relación epidemiológica con la aparición de enfermedades no transmisibles –explica-. Los edulcorantes bajos o sin calorías se llevan utilizando de forma segura desde hace más de un siglo y están sujetos a estrictos controles», concluye.

Diabetes

Por otro lado, y tal y como indica la experta, «la evidencia científica no sólo ha demostrado que los edulcorantes bajos o sin calorías ayudan en la pérdida de peso, sino que también pueden ser un instrumento importante de ayuda en el manejo del control metabólico de personas con diabetes».

De todas formas, concluye la autora de esta investigación, «es necesario que se hagan mayores esfuerzos en la promoción de hábitos de consumo basados en una alimentación saludable, del ejercicio físico, así como la educación al consumidor basada en la evidencia científica».

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado