¿Xbox One y PS4 serán almas gemelas en el hardware?

Hoy es el turno de darle un repaso a lo que sabemos de Xbox One, que no es poco. Al igual que en su día ya comentamos sobre la PS4, la nueva consola de Microsoft funcionará con una serie de componentes muy parecidos a los de su enemiga japonesa.

xbox-one-main

Mientras en la pasada generación nos encontramos con dos consolas notablemente diferentes, Xbox One y PS4 son muy parecidas en múltiples aspectos, informó xataka.com

¿Conoces sus diferencias? ¿Y sus similitudes?

Con hardware AMD… como PlayStation 4

Este año hemos visto una curiosa evolución: las dos grandes consolas de sobremesa optan por hardware AMD. Se trata de un SoC similar al AMD Fusion que incluye CPU, GPU y otros componentes en el mismo chip y que ha sido diseñado en colaboración con AMD y su reciente programa de personalización. Por supuesto se trata de un procesador con arquitectura x86, la elegida debido muy posiblemente a que es muy conocida y “fácil” de desarrollar.

Al igual que con PS4, Xbox One utiliza una CPU con ocho núcleos ‘Jaguar’. Su frecuencia no ha sido oficialmente anunciada, aunque los últimos rumores hablaban de 1.6 GHz. y con una GPU que podría ser una evolución sobre la Bonaire XT de la AMD 7790 y a priori inferior sobre la GPU de la PS4, la cual se dice es una 7870. La información en el apartado gráfico aún no ha sido confirmada por las compañías, con lo que aún no podemos ponerle la etiqueta de ‘oficial’.

Os dejamos una breve tabla comparativa con todos los datos que se conocen tanto de Xbox One como de sus hermanas y su futura competencia.

¿Y qué sabemos sobre su potencia?

Poco o nada. Sony mostró el potencial de su PS4 en el día de la presentación, con múltiples gameplays que prácticamente fueron lo único que se enseñó. En Xbox One apenas hemos visto juegos y Microsoft se ha centrado en otras formas de entretenimiento en el salón: televisión, Skype, etc. Pocos juegos, ciertamente, pero al fin y al cabo es una videoconsola íntimamente ligada a ellos: ¿Qué rendimiento podemos esperar?

Esta incógnita previsiblemente se desvelará en el E3, cuando Microsoft presente sus nuevas franquicias y exclusividades, pero por su hardware parece que la calidad gráfica será algo inferior a la de PS4. Lo mismo se dijo de Xbox 360 y PS3 y al final ya sabéis cómo terminó la historia, con lo que tampoco podemos adelantar acontecimientos. En cifras teóricas se habla de que One puede alcanzar 1.25 TFLOPS, aproximadamente, ofreciendo un rendimiento ocho veces superior al de la pasada Xbox y por debajo de PS4, que se sitúa en torno a los 1.84 TFLOPS. Todo esto son cifras que tendrán que ser confirmadas en la práctica con la calidad de las consolas, claro.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que tanto Xbox One como PS4 tienen muchas similitudes con un ‘PC’, y de hecho un ordenador de sobremesa actual de gama alta es tan potente — o incluso más — que estas consolas. Lo más interesante es que tanto Microsoft como Sony han optimizado el hardware al máximo, con lo que podrán sacarle el máximo partido.

Xbox One y el poder de Kinect

Si hablamos de hardware no siempre tenemos que referirnos a las tripas de la consola. Xbox One tiene en Kinect a su principal aliado, un dispositivo que ha crecido enormemente en potencia siendo ahora mucho más preciso.

Kinect es la gran arma de Microsoft, la principal diferencia respecto de Sony — quien a día de hoy no tiene nada parecido — y que amplía las posibilidades de una forma que hace unos años era inimaginable. Habrá que estar muy atento y esperamos probarlo pronto para poder enseñaros todas sus bondades de primera mano.

La presentación del 21 de mayo fue la primera toma de contacto con Xbox One. En el próximo E3 — 11 a 13 de junio — se sabrá mucho más de una consola que debería salir a la venta en la recta final del año. El precio sigue siendo una incógnita y parece que lo será durante mucho tiempo.

Contenido Relacionado

Related Topics