Yuca Amarga: “Oeste sediento”, por @Emilio_Guzman

333596817Las condiciones de sequía aguda y la disminución de los recursos naturales de agua están centrando la atención en los que siguen siendo problemas en toda la zona Oeste del Estado Anzoátegui, la falta de acceso al agua potable para la preparación de los alimentos, para el uso obligatorio como principal bebida hidratante del humano o para el saneamiento son la nota discordante en más de cincuenta mil hogares de los municipios Piritu, Peñalver, Cajigal, Carvajal, Capistrano y Bruzual.

El agua dulce limpia es un ingrediente esencial para una vida humana sana, sin embargo unas 50 mil personas no tienen acceso al agua y más de 200 mil en esta zona pesquera, agrícola y pecuaria de Anzoátegui sufren escasez de agua al menos 8 meses del año. Estamos en presencia de un crimen de Estado, inmersos bajo el tutelaje de gobernantes inescrupulosos e indolentes que solo piensan en sus riquezas personales y no en el bien común.

Es lamentable decir que este gobierno se entrampo en la burocracia y la corrupción, siguen echando millones de bolívares en un saco sin fondo “disque” para resolver la crisis y es pura paja, como se entiende que Sabana de Uchire por ejemplo hace 30 años gozaba de un servicio de agua permanente de acueducto por gravedad y hoy por hoy la gente muere de sed porque el alcalde “distrajo” los recursos públicos, lo que sí es admirable de los fulanos “socialistas” es la facilidad y el “caradurismo” con que imputan esta terrible realidad a los gobernantes de la 4ta Republica, fíjense, antes de la llegada de Chávez al poder, en estos seis municipios se asfaltaban las vías agrícolas, se realizaron los tendidos eléctricos necesarios, se construyeron escuelas, hospitales, planes laguneros, miles de viviendas rurales, y además se dio el paso más importante para el desarrollo de la vida local con la construcción de las represas: La Tigra en Boca de Uchire, Guacamayal en Valle Guanape y Santa Clara en Clarines, además de contar con una de las fuentes naturales más abundantes del Oriente de Venezuela como el Río Unare, todo esto bajo un plan maestro con redes de acueductos que conectaban los grandes reservorios de agua con Guanape, así como el sistema Yai desde El Unare, hasta Piritu y Puerto Piritu o la imponente descarga desde Boca de Uchire hasta La Mora, El Hatillo, La Cerca y Nuevo Unare, pero los boliburgueses abandonaron todo, dejaron el país estancado y el pueblo paga las consecuencias de la indolencia gubernamental.

Esperamos que los anuncios del gobierno de calle no pasen a engrosar las inmensas listas de promesas y corruptelas que caracterizan esta pésima forma de manejar el país, y esto lo digo con propiedad, con argumentos y pruebas que hemos consignado ante la Contraloría General de la Republica y en la fiscalía contra la corrupción, por los diferentes desfalcos que los pillos rojos han cometido en los últimos años, o es que debemos olvidarnos de los miles de millones de bolívares que Leobardo Canache y compañía han dilapidado elaborando un fulano proyecto de la represa para Guanape que no arranca nunca; o los gastos ocasionados por la rehabilitación del tanque cohete de Clarines que parece un manare; o los cientos de anuncios que hiciera el ex gobernador Tarek Williams y su vocero predilecto Juan Guaramaima, sobre la millonada en un desarenador en El Yai, la plata potabilizadora en el rio Unare, el dragado de la represa de Santa Clara y la rehabilitación del sistema Piritu – Puerto Piritu y la gente después de tantos años sigue muriendo de sed. Pero los tiempos de DIOS son perfectos y con el anuncio de elecciones para el 08 de diciembre, veremos con que falsa promesa se presentaran estos gobernantes mediocres quienes tuvieron 15 años para resolver el problema básico del agua y fracasaron.

Estamos convencidos que las cosas no serán fáciles, pero tampoco imposibles y desde ya estamos planificando la forma para enfrentar y resolver el rosario de problemas que nos dejaron los indolentes.

Por: Emilio Guzmán Rojas

Contenido Relacionado