10 bromas "clásicas" para el Día de los Santos Inocentes - Lea Noticias

10 bromas «clásicas» para el Día de los Santos Inocentes

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Cada 28 de diciembre se celebra el "Día de los Santos Inocentes". Esta conmemoración se remonta a días después del nacimiento de Jesucristo; concretamente, al momento en el que el rey Herodes, de Judea, mandó a matar a todos los niños, inocentes, menores de dos años nacidos en Belén.

golfos_broma_del_espejo_no_se_refleja_300_200

¿El objetivo? Deshacerse así del niño Jesús y evitar la profecía de los Reyes Magos de que éste sería "el Rey de los Judíos". Actualmente, este trágico suceso ha dado lugar al día en el que todas las bromas "valen". En De10.mx te damos algunas ideas para que puedas decir: inocente palomita que te dejaste engañar.

1. Cambio de azúcar por sal. Es una broma clásica por excelencia. Una recomendación: esta inocentada es recomendada a la hora del desayuno o si se va a cocinar un plato dulce y, si se puede, en compañía.

2. Ataque repentino de caspa. Siguiendo con el ingrediente "mágico" de la sal, pon en práctica lo siguiente: vierte sobre tu cabeza algo de sal, en un sitio localizado o por todo el casco. Ahora ve a un amigo, un familiar o un compañero de trabajo y pregúntale si puede distinguir algo raro en la cabeza, la expresión al ver tal espectáculo en tu cuero cabelludo, sin duda, dejará boquiabierto al inocente.

3. Cambiar las horas del reloj. Aprovecha un momento de soledad, descuido o cuando tus víctimas estén durmiendo. Tendrás dos opciones: adelantar el reloj, y que todos lleguen antes a sus destinos; o retrasarlo, para que lo hagan tarde.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

4. El truco de la moneda. Otro clásico en materia de bromas. Pasear por la calle, encontrar una moneda en suelo o con suerte un billete y agacharte a recogerla, son tres acciones que se realizan casi por defecto.

Sin embargo, esta inofensiva maniobra puede ser causa de burla en un día como hoy. Sólo tendrás que fijar al suelo alguna moneda o billete y, seguro, que más de un inocente caerá en la trampa de intentar despegar el botín de la calzada. Otra opción en este campo, es atar a la moneda o al billete una cuerda, y en el momento de atraparlo, tirar para que no pueda tomarlo.

5. Los clásicos asustadores. Escondernos detrás de una puerta, tras una esquina, con la habitación a oscuras… Todos los rincones son útiles si se consigue al fin asustar a la víctima.

6. Broma telefónica. Es uno de los recursos que más se ha puesto de moda en los últimos años. Es más, innumerables webs ofrecen este servicio: desde el descubrimiento de una infidelidad hasta la imposición de una multa de tráfico. Las opciones son muchas.

7. La aparición del "enano". Es muy sencilla, y puedes ser tú mismo el protagonista o utilizar un maniquí o un muñeco de dimensiones considerables. Vístete (o viste al maniquí) con una larga gabardina o una manta, colócate delante de la puerta (de modo que al abrir no te dé) de la habitación (o del baño) de la persona a la que quieras sorprender y sitúate de rodillas.

Cuando abra la puerta tu víctima, quédate inmóvil, el susto estará asegurado. Y es que, las historias de terror llevabas al cine y a la literatura, además de las experiencias personales que muchos de nuestro entorno se empeñan en contarnos, han hecho que estemos en "pre-aviso" sobre cualquier ruido, sombra o sensación que tengamos.

8. La maleta pesada. Se trata de colocar en la calle una maleta muy pesada, ataviarnos como si fuésemos turistas y confiar en la bondad de algún viandante. Esto es, pediremos a algún inocente si, por favor, puede transportarnos la maleta. Las risas brotarán al comprobar que le es imposible trasladar la maleta, siquiera, dos metros.

9. El timbre. Es tan sencillo como colocar un palillo de dientes en el interruptor del timbre de la casa. El ding-dong eterno sacará de quicio a cualquier inquilino.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

10. La puerta. Esta broma sirve, sobre todo, para viviendas en las que exista una puerta de una vivienda frente a otra; también sirve en habitaciones de tu propia casa que estén de este modo. Sólo tienes que atar una cuerda de un pomo a otro, así, ninguno de los que esté dentro de la habitación podrá salir.

Ahora que si tienes tiempo de hacer algo con más producción, te dejamos estos videos

 

Fuente:

http://de10.com.mx

Temas relacionados

Deje un comentario