10 cosas que debes hacer inmediatamente después de terminar con tu pareja - LeaNoticias.com

10 cosas que debes hacer inmediatamente después de terminar con tu pareja

Ninguna pareja tiene la permanencia asegurada. A diferencia de otras épocas, ahora es mucho más fácil desprenderse de una relación cuando una de las partes ya no se siente a gusto en el compromiso. Las razones para ceder pueden ser muchas y variables en cada persona; pero es innegable que siempre, la parte que no decide la ruptura, sufre un poco más.

image¿Qué hacer cuando no eres tú quien decide terminar la relación, cuando tú todavía tienes esperanza? Tranquilízate, el panorama no es aterrador.

image1. No te culpes. Recuerda que la relación es de dos y muy a pesar de lo que diga tu pareja, la culpa no es únicamente de una persona, cuando alguien decide renunciar a una relación no lo hace pensando solamente en la otra persona, también en sí mismo. Recuerda que alguien sano se comunica con respeto y habla sobre el problema para no dejar las cosas confusas y que den pie a algo más; se trata de hablar responsabilidad, sin culpas, sólo confesiones.

image2. No te adelantes. La tendencia natural de los humanos es adelantarnos a lo que va a suceder porque no queremos que “nos agarren desprevenidos”, pero debes estar consciente de que no lo puedes controlar todo, de hecho, casi nada puedes controlar; piensa que así como hay parejas que después de una crisis fracasan, hay otras que prosperan. Cuando llegue el momento sabrán hacia qué lado irán, no desesperes.

imageMuchas veces “las historias y escenarios que creamos en nuestras mentes parece tan reales, que nos hacen tener sentimientos sobre las cosas que no han sucedido aún”, asegura Andrea Wachter, terapeuta especialista en dicho tema.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

3. No tomes ninguna decisión importante. Tomar una decisión desde la angustia es optar por fallos de una manera más reactiva que racional. Asegúrate de tomar una buena decisión, para que se desarrolle y aclare tal cual debe ser y no desde una actitud visceral que después puede ser causa de arrepentimiento.

4. No seas terapeuta. Recuerda que eres su pareja, no su psicólogo, así que aunque veas a la persona en un estado de confusión, no trates de “curar” sus males; no es bueno para ninguno de los dos discutir los detalles más íntimos del dolor emocional de cada uno. Es mejor que cada quien se apoye en diferentes personas, que de una manera objetiva logren darles apoyo moral y emocional.

5. No a los vicios. Si por la tristeza de haber sufrido una reciente ruptura has decidido que lo mejor es “curarlo” con alcohol, comida, cigarrillos, compras o lo que se te ocurra, piénsalo dos veces. Hacerte vicioso no te quitará el dolor, sólo empeorará tu estilo de vida; ¿ya pensante en los kilos de más?, ¿en el alcoholismo?, ¿en el cáncer pulmonar?, ¿en tu bolsillo? Aunque suene extremista, todo se empieza con una mala decisión. No te olvides, son placebos momentáneos, al final… todo pasa.

6. No te anules. Lo que solemos hacer, después de una ruptura, es esperar para ver si la pareja decide regresar y componer lo que “nunca fue”. Esto puede convertirse en un juego de poder donde difícilmente tendrás las riendas, porque lo estás entregando todo a la otra persona. Recuerda que el amor no es suficiente, también cuenta la madurez, la comunicación entre ustedes, el compromiso, los valores y las responsabilidades compartidas y muchos otros factores para que una relación sea a largo plazo y sobre todo, saludable. No te anules, no toda la atención se centra en el otro lado, también tus necesidades y sentimientos tienen cabida.

7. Tómate tu tiempo. Si crees que necesitas un poco de tiempo y espacio para asimilar las cosas, sobre todo refiriéndonos al mismo grupo de amigos, está bien; pero, recuerda que ellos son eso, amigos, no eran ni son parte de la relación que terminó, así que no tienen por qué pagar las consecuencias con tu ausencia, por ejemplo. La relación era de dos y no debes explicaciones a nadie. No te anules y continúa cultivando amistades que valgan la pena.

8. Acepta. Aunque te parezca difícil porque la rutina cambia de la noche a la mañana, el tiempo no espera y será mejor que busques la manera más fácil de salir adelante; respirando y teniendo una actitud positiva hacia lo nuevo que te espera. Siempre es difícil, pero es más difícil quedarse. Ya terminó, es momento de darle vuelta a la página.

9. Rogar para que vuelva. Sonará difícil, pero mendigar amor es una de las peores decisiones que puedes tomar porque esto no te devolverá la felicidad, sólo prologará la ruptura y dolor. Es un estira y afloja, pero cuando uno de los dos ya tomó el fallo de dejar la relación, no hay vuelta atrás, será mejor que te preocupes solamente por recuperar el amor propio.

10. Buscar un reemplazo. No te decimos que no busques una nueva pareja, sólo que no busques por querer superar la pérdida. Involucrarte con alguien “seriamente” pero sin comprometerte, puede ser difícil para la otra persona y al final insatisfactorio para ti.

Lo más importante, en cualquier caso, seas tú el que termine la relación o no, es: Buscar la felicidad. Tú felicidad. Nunca te olvides que las personas que sienten alegría son mucho más atractivas que las que son dependientes y viven en depresión.

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics