10 lugares insólitos de La Tierra donde la vida parece imposible (pero hay vida) - LeaNoticias.com

10 lugares insólitos de La Tierra donde la vida parece imposible (pero hay vida)

Sabemos que para que en cierto lugar haya vida, deben de existir determinados factores, condiciones o características que puedan generarla y sustentarla al mismo tiempo.

image

Sin embargo, diversos hallazgos científicos de los últimos años han hecho que esta concepción e idea cambie, al percatarse de que puede llegar a existir vida en los lugares menos pensados.

Los sitios cracked.com y cienciados.com enlistaron una serie de lugares inhóspitos en donde se ha descubierto vida y en De10.mx te presentamos 10 de ellos.

1. Lago de la Brea. En efecto, es un lago sumamente extenso, de aproximadamente 40 hectáreas, ubicado en Trinidad y Tobago, y que a lo largo de los años se ha convertido en un depósito natural de brea.

Los primeros pobladores de la región pensaron que ese sitio fue hecho por los dioses para castigar a los aldeanos; incluso, hay una leyenda que cuenta que la sustancia negra que ahí se encuentra se tragó a una tribu entera. En la actualidad, hay quienes piensan que es la octava maravilla natural del mundo, indica viajarsinbrujula.es.

En este sitio, además de ser el gran exportador de brea a todo el mundo y cuyas aguas tienen propiedades curativas y medicinales, científicos encontraron que ahí habitan pequeños microorganismos capaces de sobrevivir sin oxígeno, ni agua y en un ambiente altamente tóxico.

clip_image001

2. Lago Untersee. Este cuerpo de agua se localiza en la Antártida, en el interior de las montañas de Gruber. Mide aproximadamente seis kilómetros de largo por dos de ancho y su profundidad máxima es de 169 metros. El lago está cubierto permanentemente por una gruesa capa de hielo.

Hace unos años, varios científicos, incluidos algunos de la NASA, comenzaron a estudiar el sitio y luego de varias semanas de trabajo, descubrieron que en él habitan microorganismos llamados estromatolitos, células que pese a no tener núcleo, al juntarse con otras, podrían crear vida y sobrevivir sin importar las condiciones.

clip_image002

3. Crecimiento de bacterias por sobreaceleración. Un buen día, a un grupo de científicos japoneses se les ocurrió llenar varios tubos de ensayo de bacterias y someterlos a la acción de una de las centrifugadoras más potentes, ejerciendo en ellos una fuerza cuatrocientas veces mayor a la gravedad de la Tierra.

Con esto, pudieron comprobar que dichos organismos crecieron de una manera significativa, pues entre más simple sea su forma, tienen mayor capacidad para sobrevivir. Ejemplos de estos son los Denitrificans Parococcus y los Saccharomyces cerevisiae.

clip_image003

4. Vida estratosférica. Es bien sabido que las bacterias pueden evolucionar y generar nuevas especies con las condiciones necesarias para adaptarse a una nueva forma de vida.

En 2009, el mundo de la ciencia se llevó una gran sorpresa cuando investigadores de la India encontraron tres nuevos tipos de microorganismos en la estratosfera, situación que los ha hecho sumamente resistentes a la radiación ultravioleta, indica sciencedaily.com.

Los investigadores construyeron un gran globo aerostático que se elevó hasta esas alturas; creó una atmósfera especial para poder tomar muestras a 20 y 40 kilómetros de la superficie terrestre, encontrando esta nueva forma de vida.

clip_image004

5. En el Titanic. Los Halomonas son una especie de microbacterias que fueron descubiertas en 1960, en las Antillas Holandesas y de las cuales, se tiene el registro de 66 especies diferentes de este género.

La última en encontrarse fue la llamada “Halomonas titanicae”; precisamente, en el casco del Titanic. Estos organismos son capaces de sobrevivir a casi cuatro mil metros de profundidad, a una presión y salinidad considerable y sobretodo a la ausencia de luz.

clip_image005

6. Un nuevo ecosistema. Investigadores hallaron un nuevo ecosistema lleno de vida en las profundidades de una mina de oro en Sudáfrica que se encuentra a casi tres kilómetros de profundidad de la superficie de la Tierra.

La única especie allí existente fue nombrada como Desulforudis audaxviator, la cual es capaz de sobrevivir totalmente aislada, en la oscuridad, sin oxígeno y a una temperatura mayor a los 60 grados centígrados. Sólo se alimenta de hidrógeno y de los sulfatos producidos por la descomposición del uranio.

clip_image006

7. En el reactor de Chernóbil. Luego de varios años del accidente nuclear ocurrido en dicha central ucraniana, un grupo de investigadores decidieron enviar a un robot para monitorear el aspecto que tenía la zona.

Este aparato encontró un tipo de mancha negra, precisamente en el reactor en donde aconteció la tragedia, que al ser estudiado se llegó a la conclusión de que se trataba de Cryptococcus neoformans, claro que en un tono un poco más oscuro, debido a que esta bacteria sufrió una metamorfosis para protegerse de la radiación.

Hay quienes aseguran que han sufrido una metamorfosis y que utilizan la energía radioactiva como alimento en lugar de la producida por el Sol, lo cual es una prueba irrefutable de evolución y proceso de adaptación.

clip_image007

8. Fuentes termales de Yellowstone. El Parque Nacional de Yellowstone se localiza en el estado de Wyoming, Estados Unidos (EU), y es famoso por su diversidad animal, así como por sus enormes e innumerables géisers.

Se ha encontrado que al fondo de las fuentes termales del lugar viven miles de bacterias llamadas Thermus aquaticus, quienes logran sobrevivir en el lugar considerado como el “más árido y ardiente” de EU.

clip_image008

9. Valle de la Muerte. Es una región desértica y sumamente árida que se encuentra al sur del estado de California. Pese a sus condiciones tan extremas, es el hábitat natural de una especie de peces conocida como cachorritos del Agujero del Diablo, lo cual comprueba que en algún momento, este lugar estuvo lleno de agua.

clip_image009

10. Three Mile Island. A finales de marzo de 1979 ocurrió un accidente en esta planta nuclear que se localiza en el estado de Pensilvania. Igual que en Chernóbil, varios años después, se encontró que este lugar, pese a los altos niveles de radioactividad, viven un grupo de bacterias.

clip_image010

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics