5 Errores típicos que cometemos al hacer torta de chocolate

¿Quién no tiene buenos recuerdos de haber comido una deliciosa torta de chocolate en alguna ocasión especial? Pero esta delicia no es tan fácil de preparar; hay algunos errores típicos que a todas nos pasan cuando hacemos torta de chocolate que tienes que evitar.

5 Errores típicos cuando hacemos torta de chocolate

Cuando se trata de nuestros postres favoritos, la torta de chocolate suele estar entre los primeros puestos.

1. Elegir cualquier receta

Como quizás no haces torta de chocolate muy seguido, puede que cuando sientas deseos de preparar una simplemente tomes la primera receta que tengas a mano.

¡Gran error! Porque muchas veces las recetas que encuentras en Internet (y muchas veces en los libros de recetas también) tienen errores, o no han sido probadas.

¿Buscas una receta de torta de chocolate infalible? ¡Prueba hacer la torta de chocolate de Matilda!

2. No cuidar la calidad del chocolate

La torta de chocolate no requiere muchos ingredientes, ni muy caros ni difíciles de conseguir tampoco.

Sin embargo, no por eso debes dejar de prestar atención a la calidad de los ingredientes que usas, especialmente a la hora de escoger el chocolate.

La regla debe ser escoger un chocolate o cacao en polvo que estarías dispuesta a comer por sí solo.

Si decides preparar una receta que lleva chocolate en barra derretido, utiliza exactamente eso y no los chips de chocolate, que contienen estabilizadores y no se derrita bien.

3. Olvidarte del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es aproximadamente cuatro veces tan fuerte que el polvo de hornear.

Se utiliza en las recetas que contienen un ingrediente ácido, como por ejemplo vinagre, jugo de cítricos, crema agria, yogur, suero de leche, chocolate, cacao, miel, melaza, azúcar moreno, frutas y jarabe de arce.

La función del bicarbonato de sodio es ayudar a leudar la masa, por lo que siempre debes utilizar la cantidad especificada en la receta.

Si añades más la torta puede formar un pico o colapsar, mientras que si te olvidas de añadirlo la torta no crecerá lo suficiente.

4. Sacar la torta antes de tiempo

Muchas veces las cocineras nos guiamos por la vista y el olfato, y eso nos puede funcionar bien con las tortas de colores pálidos.

Pero es casi imposible determinar si una torta de chocolate está cocida o no a simple vista, porque nunca sabrás cuándo está dorada.

Por eso conviene utilizar un termómetro de cocina o introducir un palillo para asegurarte de que la torta está bien cocida antes de sacarla del horno.

5. Comerla mientras está caliente

Sabemos lo tentadora que puede ser una torta de chocolate. ¡Pero espera a que se enfríe!

No solo podrás cortarla mejor y más fácilmente, sino que disfrutarás más del sabor y podrás ponerle relleno, cosa que no conviene hacer mientras está aún caliente.

 

Fuente: [elgranchef.com]

Contenido Relacionado

Related Topics