Anestesista llegó tarde al trabajo con una ametralladora y casi los mata a todos por sustituirlo - LeaNoticias.com

Anestesista llegó tarde al trabajo con una ametralladora y casi los mata a todos por sustituirlo

Un anestesista cordobés de 46 años fue detenido luego de causar pánico en una clínica del barrio Alberdi, donde trabajaba.

Francisco-Sayago-

Cuando la Policía llegó al lugar, tras un llamado al número de emergencias 101, en un bolso del médico se secuestró una pistola ametralladora FMK3 y balas, además de pesos argentinos y dólares. Tras conocerse los hechos, se supo que el hombre había sido condenado hace más de dos décadas por violación y que en Estados Unidos tendría, también, causas penales.

Todo comenzó el martes, cerca de la medianoche, cuando José Francisco Sayago (46) discutió con compañeros cuando se estaba retirando del sanatorio Santo Tomás, en la esquina de Caseros y San José de Calazans. El incidente habría comenzado luego de que Sayago presuntamente llegara tarde a una intervención quirúrgica; por lo que fue reemplazado por otro colega. Al ver que ya trabajaba otro anestesista, tuvo un ataque de ira y comenzó a insultar a sus colegas.

En medio de los gritos –los escucharon algunos pacientes en las habitaciones-, Sayago habría amenazado con matarlos. Según la versión de los testigos, el medico habría intentado golpear a un colega y a otra gente que quería calmarlo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Entonces, un empleado llamó a la Policía y advirtió que el hombre solia jactarse de “andar armado” “Cuando nos vio llegar, este señor se puso nervioso y quiso retirarse, pero no se opuso al control”, detalló el comisario Claudio Vignetta.

Los policías palparon a Sayago y le exigieron que abriera su bolso, donde encontraron la pistola ametralladora FMK3 calibre 9 milímetros; un cargador para 40 cartuchos pero sólo con 15 proyectiles; un silenciador color negro, medicamentos, pesos y dólares.

Los empleados del sanatorio confiaron que el médico se jactaba de ser “desertor de la Armada de Estados Unidos”.

El comisario Vignetta admitió que “no se sabe si efectivamente fue parte de ese Ejército; sabemos que vivió seis o siete años en Estados Unidos y tiene un carné de conducir de Texas, desconocemos si original o falso”. Anoche, Sayazo ya estaba alojado en la prisión de Bouwer, imputado de amenazas y tenencia de arma de guerra.

[Fuente: clarin.com]

Contenido Relacionado

Related Topics