Así afecta a Rusia el convenio entre Ucrania y la Unión Europea (uy)

La firma del acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Ucrania, Moldavia y Georgia modifica, sin duda, el panorama económico de todos estos actores regionales. A Rusia también le afecta porque productos europeos, más baratos con la reducción de impuestos, podrían entrar en este país a través de Ucrania suponiendo mayor competencia para la industria rusa.

ucrania-nueva-

Petro Poroshenko, presidente de Ucrania, junto a Durao Barroso y Herman Van Rompuy

Sin embargo, los acuerdos de asociación y libre comercio también tiene sus contras para estas ex repúblicas soviéticas: el paso de una economía planificada a la máxima expresión de liberalización económica que han podido conocer hasta ahora. Se esperan reformas que pueden resultar duras para la población a corto plazo. Ahí, las decisiones esperadas para sortear la presión energética de Rusia a Ucrania serán decisivas para el bienestar de sus ciudadanos.

El mayor mercado del mundo

La Unión Europea representa el mercado más grande del mundo con cerca de 500 millones de consumidores. Teniendo en cuenta este hecho, según un informe de la Comisión Europea, se eliminarían más del 98 por ciento de los impuestos entre Ucrania y la UE. De los que sobre todo se beneficiarían dos sectores estratégicos para estas naciones como son la agricultura y la industria; la reducción de impuestos primaría especialmente al sector primario con 383 millones de euros en productos agrícolas.

A la UE no le beneficia a corto plazo

En la Unión Europea los beneficios comerciales están pensados a largo plazo, y, para apoyarlo, ha garantizado a Ucrania un paquete de ayudas valorado en once mil millones de euros. Las exportaciones ucranianas podrían crecer mil millones de euros al año -en 2013 sobrepasaron los 13,5 millones y por parte europea, 24 mil millones de euros -, según un estudio de la UE recogido por AFP. Y es que un tercio del comercio externo de Ucrania es con la UE.

La importancia geopolítica de Ucrania resulta evidente atendiendo a los acontecimientos que desataron a partir de finales de 2013 el no de Yanukovich a este acuerdo. Pero Georgia también es importante estratégicamente para la UE, tal y como apunta la BBC. Con este acercamiento, Bruselas espera para sus países miembros una mayor importación de energía: en la actualidad ya existe un gasoducto que atraviesa el territorio, el cáucaso georgiano, vecino de Azerbaijan y otras repúblicas centroasiáticas. Por otro lado, las relaciones entre Tiblisi y Moscú continúan siendo tensas tras la anexión de facto de Osetia y Abjasia a Rusia en agosto de 2008.

Rusia teme a los productos europeos

Durante décadas Ucrania ha estado «sometida» económicamente a Rusia. En las últimas semanas ha sido noticia los cortes de gas por parte ruso y la pérdida de los beneficios ofertados por Putin durante el mandato de Viktor Yanukovich.

Pero ahora, las tornas pueden cambiar y esto lo teme Moscú. La llegada por territorio ucraniano de productos fabricados en la UE, más baratos por la retirada de aranceles, pueden llegar para sustituir lo que generan las propias empresas rusas.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado