“Azul Encanto el de Morrocoy” por @glimargica - LeaNoticias.com

“Azul Encanto el de Morrocoy” por @glimargica

gliceria

El azul del mar pareciera juguetear y unirse con el del cielo en la hermosas playas del Parque Nacional Morrocoy, ubicado en el litoral más oriental del estado Falcón y el noroeste del Golfo Triste, en la costa centro occidental de Venezuela, declarado parque nacional por Decreto Ejecutivo N° 113, el 27 de mayo de 1.974.

Las ocho horas que normalmente dura el viaje, podrían convertirse en diez u once dependiendo de las condiciones del tráfico, en especial por los trabajos de reparación que actualmente están realizando en el denominado túnel La Cabrera, en la Autopista Regional del Centro, el cual separa a los estados Aragua y Carabobo para luego tomar la variante de la autopista en la vía hacia Yagua.

Llegando a El Palito se desvía hacia la autopista Morón –Tucacas, de manera que hay que armarse de paciencia.

Desde allí el paisaje cambia y nos regala una vista espectacular a nuestra derecha, con el inmenso mar que se ve a través de la infinidad de cocoteros que plena la vía y colma nuestros pulmones de aire puro.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Al llegar a Tucacas se toma la avenida principal y al final está la puerta de entrada donde un gran cartel nos da la bienvenida al parque y a la playa Punta Brava. Se pagan 5 bolívares por cada carro, hay que tomar en cuenta que los días lunes está cerrado por mantenimiento..

El recorrido de aproximadamente un kilómetro de playa nos deja ver al principio la laguna donde los manglares son los reyes del lugar. También se pueden observar las hermosas corocoras. Las garzas blancas, las paletas y los imponentes flamingos con sus llamativas patas largas.

Allí nos sorprende una hermosa degradación del azul del mar cuyos colores avivan nuestros ojos doquiera que se mire. La arena está formada por residuos de conchas marinas y la calidez del agua nos invita a permanecer dentro de ella, siempre bien protegidos de los rayos del inclemente astro rey.

Para disfrutar mucho más de Morrocoy y deleitarse con otros tonos de azules, o turquesas, o verdes marinos, trasládese con los lancheros a los cayos. Los precios no son muy atrapadores que digamos pero no hay otra manera de hacerlo.

El más grande de los cayos, y el más visitado por su extraordinaria belleza es Cayo Sombrero, denominado así porque desde una vista aérea presenta esa forma. Ofrece servicios de restaurant y alquiler de toldos y sillas, también se puede acampar.

Cayo Sal es muy visitado por la tranquilidad de sus aguas y porque allí se encuentra una salina a la cual le aducen cualidades curativas. A Cayo Muerto se le conoce así porque anteriormente servía de cementerio. En este abundan las palmeras.

También están Cayo Peraza, rodeado de bellísimos corales, Paiclás, Borracho, Los Juanes o La Piscina, Pelón y otros a los cuales no es muy fácil llegar.

Sinceramente es un lugar relajante al cual provoca volver muchísimas veces y si lo hace, por favor, trate siempre de conservarlo en buen estado.

 Gliceria Gil / @glimargica

Contenido Relacionado

Related Topics