Brasil 2014: La ceremonia inaugural, cortita y al pie

La estación de Corinthians-Itaquera del metro de San Pablo, a las de dos de la tarde de este miércoles nublado y fresco, se parece a un gigantesco hormiguero humano. Apenas el tren abre sus puertas, la multitud se zambulle en busca de su único objetivo: mirar y admirar el imponente Itaquerao (su denominación oficial es Arena Corinthians), el nuevo estadio del club paulista que hoy será el escenario de la apertura de la Copa del Mundo con la presentación de Brasil ante Croacia. Construido a un costo de 1.150.000.000 reales (algo así como 515 millones de dólares), la mole de cemento se levanta en un barrio humilde, popular, de esos que por estas tierras también conviven con la opulencia de otras zonas.

prev_inauguracion_brasil_2

Las banderas y camisetas brasileñas decoran el puñado de cuadras que llevan al estadio, aunque también se puede apreciar un moreno local con la 10 de Messi. “Leo es mi ídolo; no interesa que no sea compatriota”, confiesa Joao con una sonrisa ancha. Los vendedores de merchandising (trucho) hacen su negocio: 50 reales las remeras de la selección verde-amarilla; 30, los gorros tipo arlequín o las galeras; 20, los que tienen forma de pelota. Hay calor y color en la víspera del acontecimiento deportivo más trascendente del año. Sin embargo, muchas de estas personas se quedarán afuera del espectáculo de hoy. “Las entradas eran carísimas”, se lamenta Eugenia, una colombiana que vive en San Pablo.

Esta tarde, desde las 15.15, habrá una ceremonia inaugural que durará apenas 25 minutos (para no dañar el césped), que será vista por alrededor de 1.000 millones de personas por televisión, y que contará con la presencia de al menos 12 jefes de Estado y de gobierno –entre ellos, obviamente, la presidenta Dilma Rousseff– y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Más allá de algunos secretos que la organización guarda bajo siete llaves, se sabe qué cuerdas pulsará el show. “La ceremonia será un homenaje a Brasil y a sus tesoros: la naturaleza, la gente y el fútbol”, señaló a FIFA.com la belga Daphné Cornez, la directora artística. Habrá 660 bailarines en escena, aunque en la preparación global estarán involucradas 1.200 personas. Se pondrá énfasis en la diversidad de razas y habrá exhibiciones de capoeira.

prev_inauguracion_brasil

La canción oficial del Mundial, “We are one” –lanzada al mercado el 8 de abril–, será interpretada por Jennifer López, Pitbull (el rapero estadounidense autor del tema) y la cantante brasileña Claudia Leitte. “Por favor, lleguen pronto porque antes del partido voy a estar para cantar para ustedes (…) Cuando comience a cantar, animen para darme mucha energía”, pidió Leitte en un video de promoción realizado por la FIFA. Además, actuarán los brasileños de Olodum. Alrededor de Jennifer López se suscitó una situación confusa: el domingo, la FIFA hizo saber que la estrella no podía asistir por problemas de producción; el martes a la noche, de pronto, se confirmó su presencia.

prev_inauguracion_brasil_01

Otro momento emotivo de la fiesta se vivirá cuando se lea un mensaje del papa Francisco y de otros referentes religiosos, quienes harán un llamado a la paz, en medio de una suelta de palomas.

Y lo asombroso: un hombre parapléjico dejará por un instante su silla de ruedas, caminará cerca de 25 pasos y dará el puntapié inicial de la Copa del Mundo. ¿Cómo será posible esto? Por un sistema llamado exoesqueleto robótico (un traje que mide 1,78m de alto y pesa 60 kilos) que es controlado por el pensamiento y que fue creado por 156 científicos de todo el planeta.

exoesqueleto-del-Mundial-de-Brasil-2014

Será, entonces, a las 15.15 (la misma hora en Argentina). Como cada cuatro años, el mundo sólo tendrá ojos para la pelota y sus circunstancias. Seguramente, habrá que sacarse el sombrero.

jennifer lopez brasil 2014

Fuente [Clarin.com]

Contenido Relacionado