Cambio climático provoca ansiedad en los peces - LeaNoticias.com

Cambio climático provoca ansiedad en los peces

Una de las causas demostradas del actual proceso de cambio climático es el incremento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera y el agua marina, derivado de la combustión de combustibles fósiles. En el caso de los mares y océanos, la mayor presencia o absorción de dióxido de carbono se traduce en un incremento de la acidez del agua (descenso del pH), un proceso que está provocando el deterioro en las poblaciones de corales y moluscos.

peces

Un sorprendente estudio publicado esta semana en la revista científica Proceedings of the Royal Society B indica que la acidificación de los océanos prevista para finales de este siglo por los estudios sobre cambio climático puede provoca también un aumento del estado de ansiedad de algunas especies de peces, una situación que alteraría su comportamiento, pondría en riesgo su supervivencia, afectando a los recursos pesqueros como fuente de alimentación en humanos.

El estudio realizado por expertos del Instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) y de la Universidad MacEwan en Edmonton (Canadá) ha combinado técnica de fisiología marina, neurociencia, farmacología y psicología del comportamiento para descubrir como puede afectar en cambio del clima en la vida de los peces.

Pruebas de laboratorio

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Los expertos han realizado un experimento con ejemplares juveniles de peces de roca Sebastes diploproa, una especie comercial en California, sometidos a condiciones ambientales como las que se esperan en el Pacífico para las próximas décadas, en comparación con el comportamiento del mismo tipo de peces en condiciones ambientales como las actuales.

Con el uso de un sistema informático y cámaras de seguimiento constante de los movimientos de los peces, los expertos midieron la preferencia de cada grupo de nadar en zonas claras u oscuras de diversos tanques de pruebas. Un tercer grupo de peces recibió un fármaco que provoca ansiedad, con el objetivo de comprobar como actúan estos individuos en estas condiciones.

Los investigadores descubrieron que los peces en situación normal se mueve continuamente entre las áreas claras y oscuras de la cisterna. Sin embargo, los experimentos mostraron que los peces con el fármaco que provoca ansiedad y los peces que viven en aguas de acidez similar a la prevista a causa del cambio del clima prefieren el área más oscura de la cisterna y rara vez se aventuran a la luz. En estos casos, después de doce días en agua de mar normal, los peces ansiosos volvieron a comportarse como el grupo de control y se reanuda el comportamiento normal.

Efectos similares a los humanos

Los investigadores apuntan que la ansiedad está relacionada con los sistemas sensoriales de los peces de forma similar a lo que ocurre en humanos. La exposición a agua acidificada conduce a cambios en las concentraciones de iones en la sangre (especialmente cloruro y bicarbonato), con el resultado final de un cambio en la actividad neuronal que se refleja en las respuestas de comportamiento alterados descritos en este estudio.

“Estos resultados son novedosos y estimulantes porque revelan un posible efecto negativo de la acidificación del océano sobre el comportamiento de los peces, que puede afectar posiblemente la dinámica de poblaciones normales y tal vez incluso afectar a la pesca”, ha explicado Martín Tresguerres, biólogo marino del instituto Scripps y coautor del estudio.

[Fuente: lavanguardia.com]

Contenido Relacionado