Coleccionismo macabro: adquieren objetos relacionados con crímenes y asesinos - LeaNoticias.com

Coleccionismo macabro: adquieren objetos relacionados con crímenes y asesinos

Una tarjeta de felicitación firmada y con los labios impresos de la narcotraficante colombiana Griselda Blanco, un mechón de pelo de Charles Manson o un cuadro hecho por Roy Norris, son algunos de los objetos de culto que seguidores de la “murderabilia”, coleccionismo de objetos relacionados con crímenes o asesinos, tienen a su alcance en un mercado que crece en Internet.

coleccion armas

Armas de homicidas, cartas personales enviadas desde la cárcel o certificados de nacimiento de asesinos en serie. Casi todo vale en este mercado de lo truculento y, lo más sorprendente, todo interesa aunque pueda parecer macabro, descabellado y motivo de denuncia.

Así al menos se lo ha parecido a los familiares del estadounidense James Byrd Jr., muerto hace quince años a manos de John King, cuando hace unas semanas vieron con estupor cómo la web Murderauction.com ponía a la venta una foto del asesino encarcelado y sonriente.

Debido a casos como estos, en Estados Unidos, donde este negocio está alza, ya hay ocho estados donde prohíben este tipo de venta, aunque el interés por hacer desaparecer este negocio va más allá y, en 2007, el senador John Cornyn presentó un proyecto de ley para luchar contra este tipo de coleccionismo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Y es que, si bien los objetos relacionados con crímenes más recientes en el tiempo son hirientes, los que guardan relación con casos “históricos” se han convertido en objetos fetichistas que rescatan de la memoria la historia criminal.

Tal es el caso de una carta dirigida a Al Capone (que salió a la venta por US$8.000) o un cartel original del FBI de búsqueda y captura de Obama Bin Laden, a la venta en la actualidad por US$99,99.

El sitio de subastas murderauction.com también resume la historia criminal estadounidense, con una carta del mafioso Al Capone, puesta a la venta por US$8.000; fotos de bandidos del Lejano Oeste, por US$10; o bolsas de tierra con las que se sepultó a víctimas.

Pero no solo hay que acudir a estas tiendas “online” para tener en casa algún objeto. Tal es así que casas de subastas tan prestigiosas como Christie’s puso a la venta en 2011 el revólver Colt 38 “Police Positive” que perteneció al gángster estadounidense “Al” Capone” así como el revólver Colt 44-40 “modelo 1873” que perteneció al bandido Thomas Coleman “Cole” Younger (1844-1916).

En estos casos, ambas piezas se sacaron a la venta por un precio estimado de entre 50.000 y 70.000 libras (de US$78.000 a US$109.000); y 65.000 y las 85.000 libras (US$101.000-US$132.000), respectivamente.

Mercado en auge

Aunque encontrar un tienda a pie de calle que venda este tipo de objetos es complicado, más bien imposible si hablamos de venta legal, acceder a ellos es tan fácil como hacer un click en el ordenador, ya que las mayores galerías de productos están en webs como Murderauction.com o Serialkillersink.net, una de las que mayor éxito gozan entre los interesados en este coleccionismo.

Ésta última, fundada por el estadounidense Eric Holder en 2008, se sitúa entre las más reclamadas y las más llamativas a ojos de extraños y, como no, compradores habituales.

“Comencé a escribir sobre criminales infames a mediados de 1990 y empecé a vender sus obras de arte y otros objetos a través de  ebay. A comienzos de 2000 esta plataforma de ventas proscribió la venta de murderabilia y en 2008 abrí mi propia web ‘Serial Killers Ink'”, relata el propietario de esta web estadounidense.

Según relata Holder, la mayor parte de los “productos” que tiene a la venta le llegan “directamente” de los propios encarcelados, aunque la “mayor parte”, afirma, proceden de “coleccionistas privados”.

En este sentido, aunque reconoce que “no hay” ninguna pieza en particular a tener a la venta en su galería, a la hora de destacar las más “extrañas” o “singulares” (si es que alguna fuera normal) Holder manifiesta que “son los objetos relativos a asesinos como Charles Manson, John Wayne Gacy, Jeffrey Dahmer y Ted Bundy los más excepcionales”.

Casualmente, son también los ítems relacionados con estos criminales los que mayor éxito tienen en la actualidad, pese a que algunos de ellos cometieran sus asesinatos hace más de 20 años.

“Los relacionados con John Gacy y Charles Manson son siempre los que mayor demanda tienen. No puedo mantenerlos mucho tiempo en stock porque se venden rápidamente tras ponerlos a la venta en la web”, especifica.

Eso sí, de quedarse con alguno de ellos, como si de un seguidor más se tratase, el estadounidense expresa que no lo haría “con ninguno en particular”. “A lo largo de estos 17 años he sido propietario de multitud y muy extraños y valiosos objetos”, añade.

Y muchos se preguntarán que dónde está el límite en este negocio si es que acaso existe. Para Holder, su límite está, aunque aquí entra en juego la subjetividad, en no tener ningún objeto que “considere” tabú.

Fuente [Lifestyle.americaeconomia.com]

Contenido Relacionado