Con equilibrio: "La paz en Venezuela", por @Simone_Augello - LeaNoticias.com

Con equilibrio: “La paz en Venezuela”, por @Simone_Augello

Simone Augello @Simone_AugelloRecuerdo aquella frase de San Juan Pablo II que decía “la paz exige cuatro condiciones esenciales: verdad, justicia, amor y libertad”.

Hoy en Venezuela necesitamos paz, porque no soportamos ver a nuestros jóvenes siendo objeto de asesinatos viles, torturas y maltratos.

Necesitamos paz para que se liberen a los presos políticos como Antonio Ledema, Leopoldo López y Daniel Ceballos, todos aprisionados por el simple delito de pensar diferente al Gobierno.

No obstante la paz que Venezuela necesita tiene que pasar por las cuatro condiciones enumeradas por el Santo hombre. No podrá existir la paz si no existe en Venezuela la verdad.

En un régimen que centra sus acciones en la mentira, el engaño, la falsedad de la verdad, es imposible que se concreten las acciones y condiciones necesarias para albergar la paz en el seno nacional.

El Estado tiene que cesar en sus acciones fraudulentas. Para alcanzar la pacificación nacional tienen que salir a flote la verdad sobre la economía, con relación a las orientaciones políticas del régimen, la verdad de las pasadas elecciones presidenciales, el sinceramiento sobre tantos tópicos.

Es vital para enrumbar a la nación hacia otras realidades que se develen ciertos enredados en la administración pública que han sido ocultados por un velo de complicidad en el oficialismo.

La paz necesita que la justicia, imparcial y serena, reine en la institucionalidad. Es imposible poseer un sistema judicial que responda a intereses particulares y hablar de estabilidad o paz.

La liberación de los presos políticos, el arresto de todos los asesinos viles que cejaron la existencia de jóvenes estudiantes durante las protestas del 2014 y 2015, son parte de la sed de justicia que vive en el corazón de miles de venezolanos que han visto como la injusticia se ha apoderado de nuestro Estado de Derecho.

Es el amor patrio, real y sincero. Es el amor a Venezuela y a los venezolanos el sentimiento que tiene que prevalecer entre todos los factores políticos para que puede crecer la paz entre los ciudadanos, de lo contrario sería el revanchismo alocado, el hambre insaciable de venganza lo que mantuviese un clima de confrontación fratricida y endemoniado que no solucionaría nada en el país.

Y por último, la libertad… Se necesita que el pueblo pueda decidir en libertad su propio futuro sin ningún tipo de cortapisas, sin ataduras, ni bozales de arepa, ajeno a amenazas gubernamentales o presiones como el establecimientos de listas de persecución social, como fue la llamada “Tascón”.

Ante la ausencia de alguno de estos factores la paz en la república sería simplemente una ilusión de colegial. La batalla por la paz nacional tiene que poseer estas condiciones, y mientras el Gobierno actúe como brabucón de barrio destruyendo la libertad, desando al pueblo, violando la justicia y la legalidad y mintiendo en todo momento, este sueño será una imposibilidad total.

Por Simone Augello

Contenido Relacionado