Asombroso: Del andar de los dinosaurios al vuelo de las aves - LeaNoticias.com

Asombroso: Del andar de los dinosaurios al vuelo de las aves

Cuando miramos las garras de las aves nos damos cuenta de una extraña forma de sus patas. La postura de las aves tomó millones de años en desarrollarse y su origen se encuentra en sus ancestros, los dinosaurios.

pajaro

La postura de las aves

Hasta hace poco se creía que la postura de las aves surgió debido al notorio cambio en la cola de los grandes reptiles, pero recientemente se ha descubierto que esta adaptación se dio para permitir miembros delanteros más grandes, que después evolucionarían en alas para volar.

Las dos especies bípedas más comunes en la actualidad son los humanos y las aves. La diferencia de sus patas es muy evidente. Mientras los humanos tenemos piernas rectas para soportar el peso del cuerpo erguido, la postura inclinada de las aves, con sus piernas en zigzag supone un mayor esfuerzo muscular para tenerlos en pie.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Vivian Allen, investigadora del Royal Veterinary College’s Structure and Motion Lab de la Universidad de Londres, realizó el estudio creando modelos tridimensionales computarizados a través de restos fósiles de 17 arcosaurios.

En una segunda instancia, la investigación consistió en detallar los músculos a través de los hallados  en sus parientes vivos, las aves. El resultado fue que se encontraron impresionantes similitudes.

Los datos obtenidos permitieron al equipo de investigadores trazar cambios biomecánicos a través de 245 millones de años. En los estudios se pudieron identificar variaciones en diferentes especies; desde reptiles pegados al piso, como los cocodrilos, hasta los primeros ejemplares alados que existieron, como el Achaeopteryx de hace 150 millones de años, o aves actuales como el Gallus Gallus.

dinosaurios

Aparición de las alas

Los enormes saurios, como el Tyrannosaurus Rex, dieron paso a animales con colas más ligeras y cortas y si bien es algo muy notorio los investigadores sugieren que estas modificaciones morfológicas no derivaron a la actual postura de las aves.

Allen asegura que hasta ahora todos los investigadores se habían fijado en esta situación y habían dejado de lado el hecho de la influencia que había tenido en la postura de los saurios el crecimiento de sus extremidades frontales.

Con el crecimiento de estos miembros, el centro de gravedad de los dinosaurios cambió, forzándolos a hacer la cabeza hacia el frente. Los miembros se fueron desarrollando en el transcurso de millones de años provocando, quizás, el vuelo.

Según la investigadora, futuros estudios determinarán la manera en la que los dinosaurios finalmente despegaron los pies y se decidieron a volar. Sobre todo cómo es que las patas delanteras evolucionaron en alas y huesos ligeros para facilitarles el vuelo.

[Fuente: Ojocientifico.com]

Contenido Relacionado