El Estado islámico destruyó un monasterio del siglo X y peligra una fortaleza asiria

El atropello de Estado Islámico (EI) sobre otras culturas no para. Su último acto de barbarie fue la destrucción, ayer, de una iglesia caldea del siglo X cerca de Mosul, en Irak, y de un cementerio cercano.

El grupo jihadista hizo volar el monasterio de Saint George o Markourkas, según reveló el arqueólogo asirio y director de Patrimonio Cultural y Asuntos Indígenas en Reclamo de Acción, Nineveh Yakou.

monasterio

El edificio, situado en el barrio Ba’werah en una colina al norte de Mosul, al otro lado del río Tigris, fue fundado por la Iglesia Asiria de Oriente en el siglo X, y reconstruido por la Iglesia Católica caldea en 1846.

“El monasterio actual fue construido encima de un sitio arqueológico que contenía ruinas asirias antiguas. Era una muestra importante de la continuidad de los asirios en nuestra cultura”, dijo el especialista.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

“El Estado Islámico está acabando con el patrimonio cultural de Irak. El monasterio estaba clasificado como patrimonio cultural. Es una limpieza étnica y cultural”, agregó.

La noticia fue confirmada por Dureid Hikmat Tobia, asesor de Irak para las minorías de la provincia Ninawah, según la agencia de noticias turca Anadolou.

Por otra parte, el gobierno de Irak investiga informes de que el antiguo sitio arqueológico de Jorsabad, en el norte del país, es un nuevo sitio arqueológico en ser atacado por el grupo Estado Islámico.

Adel Shirshab, ministro de Turismo y Antigüedades iraquí, dijo que hay preocupación por la posibilidad de que los extremistas roben artefactos o dañen el sitio, a 15 kilómetros al noreste de Mosul.

Saeed Mamuzini, un funcionario kurdo de Mosul, dijo que los milicianos comenzaron a demoler el sitio de Jorsabad el domingo, de acuerdo con múltiples testigos.

El viernes, un grupo arrasó con la ciudad de Nimrud, que tenía 3.000 años de antigüedad, y el sábado destruyeron con aplanadoras la ciudad de Hatra, que tenía 2.000 años de construida, ambas incluidas en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco. El hecho fue calificado

como “crimen de guerra” por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

Jorsabad fue edificada para albergar la nueva capital de Asiria por el rey Sargon II poco después de su llegada al poder en el año 721 antes de Cristo, y fue abandonada tras su muerte en el 705 antes de Cristo.

Tiene una muralla de 24 metros de grosor con cimientos de piedra y siete puertas. Ya que fue capital de sólo una era, se encontraron pocos objetos vinculados a Sargon II. Sin embargo, el sitio es reconocido por el conocimiento que aporta sobre el arte y la arquitectura asirios.

Los bloques esculpidos que alguna vez estuvieron alineados en las paredes del palacio ahora se encuentran en museos de Bagdad, París, Londres y Chicago.

El grupo Estado Islámico actualmente controla una tercera parte de Irak y Siria.

La facción extremista suní ha lanzado una campaña contra las antiguas reliquias que, de acuerdo con su interpretación, promueven la idolatría, lo que de acuerdo con su interpretación fundamentalista del Islam es una violación a las enseñanzas de la fe.

Un video dado a conocer la semana pasada muestra a sus integrantes destruyendo objetos en el museo de Mosul y en enero el grupo quemó cientos de libros de la biblioteca y la universidad de Mosul, entre ellos varios manuscritos extraordinarios.

El domingo, en conferencia de prensa, Shirshab dijo que han pedido una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU para atender la crisis en Irak.

“El mundo debe asumir la responsabilidad y poner fin a las atrocidades de las milicias. De otra manera estos grupos terroristas continuarán con sus hechos de violencia”, dijo.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado