El hospital español Vall d'Hebron realiza con éxito su segundo trasplante de cara - LeaNoticias.com

El hospital español Vall d’Hebron realiza con éxito su segundo trasplante de cara

Un equipo multidisciplinar de 45 profesionales médicos posaba con cara radiante de felicidad esta mañana ante las cámaras de los periodistas, en el Hospital universitario Vall d’Hebron de Barcelona. De fondo, una foto de parte del rostro de la segunda persona a la que este centro de referencia ha sometido a un trasplante de cara.

El paciente, un hombre de 45 años y nacionalidad española que se resguarda en el anonimato, va recuperando su vida normal tras ser intervenido el pasado febrero. «Se reconoce muy bien y ya puede hablar algo, aunque deberá seguir trabajando con un logopeda», ha explicado el doctor Joan Pere Barret, Jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Vall d’Hebron y director del equipo que ha realizado el trasplante. «Está curado de la enfermedad que le deformó el rostro y que ponía en riesgo su vida. Ya no tiene miedo de morir un día “bañado en un charco de sangre”, como él decía”», señaló Barret.

cara--644x362

Se trata del cuarto trasplante de cara que se lleva a cabo con éxito en nuestro país -por unos 35 que se contabilizan en todo el mundo-, después de que el propio hospital catalán realizara en el año 2010 el primero que se hizo en todo el mundo.

El paciente estaba afectado desde hacía 20 años por una malformación masiva arteriovenosa, una enfermedad que se comporta como un tumor maligno y que le había provocado una deformación progresiva de los tejidos de la cara y que le causaba alteraciones funcionales tales como problemas de visión y del habla. Además, su supervivencia estaba amenazada por los sangrados severos que sufría.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

En la operación, que duró 27 horas, al paciente se le trasplantaron los dos tercios inferiores de la cara, el cuello, la boca, la lengua y la faringe. Más en concreto, se le trasplantó toda la piel y músculos de la cara, la nariz, los labios, el maxilar superior, todos los dientes, el paladar, los huesos de los pómulos y la mandíbula. Un trabajo que ha consolidado el hospital público catalán como uno de los referentes mundiales. Es la primera vez en el mundo que se realiza una operación de trasplante de esta complejidad.

De hecho, antes de la operación, el paciente había sido valorado en diferentes hospitales internacionales como la Clínica Mayo o Harvard, donde se le consideró inoperable. «Había un riesgo de que muriera en la operación y, además, estos centros no tienen un equipo multidisciplinar especializado en este tipo de trasplantes», ha explicado el doctor Barret. Un equipo que integran, cirujanos, anestesistas o psiquiatras, entre otros profesionales.

En la presentación de la exitosa operación, la coordinadora de trasplantes de Vall d’Hebron, Teresa Pont, ha destacado el altruismo de la familia del donante, un gesto aún más delicado que en otras donaciones porque los familiares saben que no podrán «verle la cara a su ser querido» cuando se despidan de él. «Su solidaridad hace posible el milagro», abundó.

El doctor Barret precisó que con esta intervención el paciente queda «curado» de la malformación arteriovenosa que le desfiguraba y amenazaba su vida. «Con este intervención hemos extirpado lo que se llama el nido de la malformación. No se ha dejado nungún vaso afectado por la enfermedad, para que ésta no se pueda reproducir», ha explicado.

Aunque le espera una «larga» recuperación para recuperar del todo el habla y otras funciones, el paciente trasplantado ya ha sido dado de alta. Pero el equipo que dirige el doctor Barret, no descansa. Ya están buscando un donante para otro paciente candidato al trasplante facial. Se trata de una persona afectada de neurofibromatosis.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado