“El poeta abogado”, por Gliceria Gil

Dicen que su trayectoria política opacó en cierto modo su obra literaria, pero algunos opinan que también podría explicarse inversamente porque en una sesión de la Cámara de Diputados, en 1.943, el propio personaje tuvo que aclarar su doble vocación de poeta por un lado y de abogado y diputado por otro.

eloy_blanco

Andrés Eloy Blanco Meaño, bardo cumanés nacido el 6 de agosto de 1.896, fue poeta, escritor, muy hábil en la sátira humorística y en la ironía política, abogado y político. Uno de los venezolanos más destacados en el campo de las letras cuya obra, además de resaltar su valor poético, poseía también un valor social muy bien recreado por los versos de esta prodigiosa mente.

Su condición humana, su caballerosidad, idealismo, su humor, su ingenio, elocuencia, sensibilidad por lo popular así como su adhesión a la causa libertaria y democrática que le costó cárceles y confinamientos hicieron de él un símbolo y expresión genuina de la venezolanidad.

Entre su prolífica obra, escrita tanto antes y después de incorporarse al Círculo de Bellas Artes y a la Universidad Central de Venezuela, se pueden mencionar Canto a la Espiga y el Arado, un poema pastoral que le mereció su primer galardón, El huerto de la epopeya, su primera obra dramática, Poda, con los hermosos poemas la Uvas del Tiempo y La Renuncia, además de Coplas del amor viajero, Palabreo de la Loca Luz Caraballo, Silencio, La Hilandera, Canto a España con el cual ganó el primer premio en los Juegos Florales de Santander, en ese país, y Barco de Piedra escrito luego de su confinamiento en el castillo San Felipe de Puerto Cabello.

Pero la obra por la cual se le recuerda mayormente es Píntame Angelitos Negros, la cual muchos hispanoamericanos consideran un himno en contra de la discriminación racial, himno al trabajo, así como también un canto a la igualdad social, un mandato a la educación de los hijos, a la libertad y a la democracia.

Este poema se dio a conocer en todo el mundo de habla hispana a través de un bolero cuya música es de la autoría del actor y compositor mexicano Manuel Álvarez Rentería, artísticamente conocido como “Maciste”. Interpretado inicialmente por ese otro gran mexicano Pedro Infante y por Antonio Machín quien la popularizó en España.

Entre las distintas versiones que de este poema existen, destacan las del dúo uruguayo Los Olimareños, grabada en ritmo llanero, y las de las cantantes estadounidenses Eartha Mae Kitt y Roberta Flack, conservando el ritmo inicial.

Este notable personaje fue jefe del Servicio de Gabinete en el Ministerio de Obras Públicas, Inspector de Consulados, Ministro de Relaciones Exteriores bajo el mandato de Rómulo Gallegos, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de 1.946, que instaura el voto universal, secreto y directo, y fundador del Partido Democrático Nacional.

Andrés Eloy Blanco murió en Ciudad de México, el 21 de Mayo de 1.955, en un accidente de tránsito. Ese mismo año sus restos fueron trasladados a Caracas para su sepelio.

Gliceria GIl

@glimargica

Contenido Relacionado