El Príncipe Harry muy conmovido por los niños más desfavorecidos

Aunque algunos de los principales medios británicos, como el «Daily Mail», no obviaron hacerse eco de los caros zapatos que el Príncipe Harry lució en la gala de los premios «WellChild», en honor de los niños más desfavorecidos, lo cierto es que las instantáneas publicadas en páginas como las del citado medio nos muestran a un «Harry» al que no estamos acostumbrados.

El Príncipe, más habitual de algunos medios por su vida personal que por sus méritos, sorprendió a propios y extraños durante la gala, en la que derrochó cariño y simpatía con un conjunto de niños a los que la suerte ha dado la espalda desde su nacimiento. Es el caso de Carson Hartley, un pequeño de cuatro años que en su corta vida ha tenido que hacer frente a la dureza de vivir con una bombona de oxígeno pegada a su cuerpo. El Príncipe Enrique, impresionado por la dura historia de valentía y superación de Carson, no dudó en jugar con el pequeño, hacerle carantoñas y dedicarle sus mejores cuidados.

enrique-efe--644x362

40 operaciones en cuatro años

Con solo cuatro años, Carson ha experimentado lo que es entrar en quirófano en cuarenta ocasiones. Su nacimiento prematuro trajo consigo no pocas enfermedades que dañaron su corazón, pero también sus pulmones, lo que hace que el pequeño tenga que estar pegado a una máquina que posibilita su respiración.

Tal y como destaca al «Daily Mail» una de las responsables del evento, «el Príncipe Enrique no paró de jugar con Carson y se quedó impresionado por la cantidad de energía que tenía y lo feliz que era a pesar de lo que había sufrido. Fue realmente encantador con el pequeño».

Lo mismo relató otra de las jóvenes asistentes al evento, que destacó como charló animadamente con el Príncipe sobre «cómo debemos tratar con el dolor, ya que él ha tenido la experiencia de perder a un ser querido».

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics