"El respeto… ¿Valor que pierde valor?" por @Liamir - LeaNoticias.com

“El respeto… ¿Valor que pierde valor?” por @Liamir

El tema de los valores humanos es un asunto que parece cada vez más complicado. No sé si es que ya no se consideran al momento de ejercer la formación del niño en el hogar, o es que ya estamos bastantes contaminados, al punto de no reconocer su existencia.

Quizá parezca “algo exagerada”, y la verdad es que no pretendo serlo, pero es evidente que está sucediendo. La pérdida de valores está cercana a aterrorizar si pensamos en el futuro de la humanidad.

El valor más imperceptible, a mi parecer, es el RESPETO. Si, ese que nos lleva a considerar y apreciar la vida, al otro como a nosotros mismos, ese que nos acerca a la empatía, a tratar a los demás como esperamos ser tratados, ese que nos invita a reconocer al otro como real y semejante en cuanto a especie y como diferente en su condición de individuo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El diccionario de la Real Academia de la Lengua define RESPETO en ocho variantes. Pero en esta oportunidad es la segunda la que pretendo desmenuzar, la que está relacionada a los “valores humanos”. Veamos: “2. m. Miramiento, consideración, deferencia.”

Según esa definición que intenta evocarnos algo muy similar a los mandamientos del catolicismo, piso tierra y me pregunto, ¿Acaso el respeto es un valor que no tiene valor? …Suena duro, pero nada distante de la realidad cuando tenemos que enfrentarnos día a día con su antónimo: el irrespeto.

Valorar las opiniones, las creencias, los estilos de vida, la autonomía y derechos de los demás, permite una interacción armónica con el resto del mundo. ¡Ojo! Debo aclarar que respetar no significa aceptar.

Pertenecemos a un mundo con infinitas culturas y variedad de seres humanos, cada uno haciendo su vida en un espacio particular, eso podemos respetarlo, pero si no estamos de acuerdo, si no compartimos su manera de ver y asumir la vida, entonces simplemente reconocemos que no lo aceptamos, pero lo respetamos.

Destaco, además, que el respeto se practica en todos los aspectos de la vida y hacia todo lo que nos rodea. Eso lo debemos recordar y tener claro. Le debemos respeto no sólo a los seres humanos, también al planeta, a la naturaleza, a los animales, incluso a las cosas materiales.

Puedo concluir entonces, aceptando el respeto como la consideración y deferencia con la que nos conducimos en nuestra vida, con quienes nos rodean y frente al mundo.

La invitación es a rescatar los valores, desde adentro, desde el hogar, desde el nacimiento de un nuevo ser, desde que nos reconocemos como humanos y aprendemos a distinguir el significado de las relaciones humanas, desde el instante en que notamos ausencia de éstos o los vemos en decadencia.

Comencemos por el respeto y les aseguro que los resultados los veremos de inmediato, que la vida se nos hará más llevadera, simple y agradable.

Vivir en plena conciencia y práctica del respeto es vivir en armonía perfecta.

Por Liamir Aristimuño / @Liamir

Contenido Relacionado

Related Topics