El sexo te puede rejuvenecer hasta 10 años

Después de leer esta nota seguramente te entrarán ganas de tirar todas tus cremas rejuvenecedoras y besar más a tu chico. Y es que algunos científicos, como el neuropsicólogo David Weeks, afirman que los orgasmos son una cierta manera de “resetear” el disco duro que todos guardamos en el interior de nuestras cabezas.

sexy

Weeks, ex jefe de Psicología para la Tercera Edad del Hospital Real de Edimburgo (Escocia), llegó a la conclusión de que el sexo puede rejuvenecer hasta diez años después de realizar un estudio que llevó a cabo entre 3.500 individuos de diferentes edades y que duró una década.

Este neuropsicólogo constató que las personas de entre 40 y 50 años que se mantenían más jóvenes tenían relaciones sexuales una media de tres veces por semana.

También demostró que el riesgo de mortalidad bajaba un 50% en quienes tenían cubierta su “cuota de orgasmos”, esto es, según él, dos veces por semana. “La calidad de la vida sexual en adultos mayores predice el estado de salud en general y el bienestar”, aseveraba Weeks en una conferencia pronunciada en la Facultad de Psicología de Colchester (Inglaterra) y publicada en un artículo de la web The British Psychology Society.

Impacto del orgasmo en el cerebro

Dos investigadores de Nueva Jersey (Estados Unidos), el psicólogo Barry Komisaruk y la sexóloga Beverly Whipple están efectuado otro experimento sobre el impacto del orgasmo en el cerebro humano, y si éste puede ayudar a retrasar el envejecimiento.

Parece ser que hacer ejercicios mentales, como los sudokus, aumenta la actividad pero sólo en determinadas regiones del cerebro. En cambio, un orgasmo lo hace en la totalidad de este órgano, ya que al llegar al clímax un flujo de sangre riega el cerebro, aumentando tanto el aporte de nutrientes como de oxígeno.

Komisaruk se dedica desde 1982 al estudio del placer enfocado a la mujer. En sus experimentos ha descubierto que el placer máximo en el sexo es capaz de bloquear el dolor. Este psicólogo estadounidense trabajó con mujeres que tenían paralizadas las piernas y a las que sus médicos les habían dicho que no podrían tener ninguna sensación sexual.

Tras analizar sus casos, descubrió un nervio en el exterior de la medula espinal por el que la sensación de orgasmo se trasladaba al cerebro. Así, estas pacientes lograron alcanzar el clímax.

Comprobado: un orgasmo es mejor para nuestra salud mental que hacer un sudoku y ¡qué decir lo que puede hacer por nuestra piel!

[Fuente: actitudfem.com]

Contenido Relacionado

Related Topics