El té verde podría servir contra trastornos genéticos y tumores

teverde2

De las virtudes del té se ha escrito mucho. La civilización china ha predicado con el ejemplo, y lleva miles de años tomando té y beneficiándose de sus propiedades. El té verde, concretamente, es muchas cosas; pero sintéticamente podríamos decir que es diurético, antioxidante y previene la diabetes. Ahora los científicos han hallado nuevas virtudes: podría ser eficaz para tratar trastornos genéticos y tumores.

Según una investigación del Hospital Infantil de Filadelfia (EE UU), un compuesto encontrado en el té verde (e lglutamato deshidrogenasa: GDH) es una alternativa para el desarrollo de fármacos para el tratamiento de dos tipos de tumores y una enfermedad congénita mortal.

El GDH se encuentra en todos los organismos vivos y es responsable de la digestión de los aminoácidos. Dos grupos de investigación han demostrado que el bloqueo de GDH con el té verde es muy eficaz para acabar con dos tipos diferentes de tumores.

De un lado, los glioblastomas, un tipo agresivo de tumor cerebral, y, por otro lado, el desorden complejo deesclerosis tuberosa, una enfermedad genética que causa tumores no malignos en varios órganos.

“Estos compuestos del té verde tienen una serie de propiedades que los hacen difíciles de usar como medicamentos actuales. Sin embargo, con la estructura atómica en la mano, se puede utilizar como punto de partida para el diseño de más fármacos”, explica el doctor Thomas Smith. La investigación se ha publicado en ‘The Journal of Biological Chemistry’.

Otros beneficios del té verde
  • Es diurético y antidiarréico.
  • Los polifenoles del té verde son antioxidantes.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Consigue reducir los niveles de colesterol, al tiempo que eleva los niveles de colesterol bueno.
  • Es capaz de contrarrestar la aparición y desarrollo de diferentes tipos de cáncer.
  • Ayuda a frenar el envejecimiento y avance de algunas enfermedades degenerativas.
  • Funciona como estimulante del sistema nervioso y bulbar.
  • Tiene efecto antiaterosclerótico.
  • Reduce la formación anormal de coágulos sanguíneos.

 

Fuente [20minutos.es]

Contenido Relacionado