El tiempo real: “La gira de Cabello”, por @carlosvalero08

@carlosvalero08Ayer el presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del PSUV emprendió una gira por Cuba, luego se supone que debe ir a China, Rusia y Vietnam. Tradicionalmente el presidente del parlamento suele realizar viajes para aumentar el intercambio con otros parlamentos sobre temas técnicas legislativas, innovaciones legales, intercambios culturales y por supuesto acercamientos políticos con fuerzas afines. Evidentemente este no es el caso de la gira de Cabello, quien comienza su escala en Cuba, lugar donde la Asamblea de ese país se reúne dos veces al año, con lo cual es muy poco probable que el objetivo de su visita a la misma sea para intercambiar aspectos operativos del funcionamiento del poder legislativo, aún cuando estoy seguro que para Cabello sería perfecto copiar ese modelo de funcionamiento.

Las razones de la gira de Cabello no las encontraremos en el intercambio cultural o en la complementariedad democrática entre parlamentarios. Las razones de su gira obedecen más a las pugnas internas develadas por el audio del espía Mario Silva, donde quedaba en evidencia las diferencias existenciales entre el Teniente y el alto mando de la revolución cubana. Para Cabello es básico desactivar la presión que sobre él se está impulsando desde la Isla y mucho más en los días previos a los ascensos militares, donde aspira copar la inmensa mayoría de los puestos de comando con militares de su promoción o bajo su influencia. Que logre convencer a los cubanos que lo dicho por Mario Silva es un invento, que todo el dinero que se dice que tiene lo obtuvo por instrucciones directas del comandante supremo después de los sucesos de abril y que es tan pro cubano como Nicolás es harina de otro costal. Su objetivo táctico es desactivar en la medida de lo posible una de las pocas barreras que tiene para controlar absolutamente a su compañero de partido, Nicolás Maduro. Tomen nota que Nicolás no es la máxima autoridad del partido como ocurría en tiempos del comandante.

Resalta de la citada gira que el monopolio del liderazgo internacional no recae únicamente sobre quien ocupa la silla de Miraflores o su canciller, sino que Cabello marca línea y opina sin ningún límite. Ahí tenemos el ejemplo del impasse con Colombia de la semana pasada cuando la primera declaración arrogante y destemplada la ofreció precisamente Cabello, al decir que Santos había colocado una bomba en las relaciones entre los dos países. A esto se suma la gira por los principales socios políticos y comerciales del PSUV. Esta situación habla claramente de varios centros de mando dentro del PSUV con sus correspondientes consecuencias en términos de eficiencia y debilitamiento de la precaria institucionalidad.

Cabello va a esos países a dejar claro que sin él no hay margen de juego político en el gobierno y a garantizar que por un tiempo está dispuesto a dejar gobernar a Nicolás para que llegue dinero fresco de Rusia, Vietnam y China. Aunque parezca mentira y siendo Cabello el personaje más desprestigiado y con menor popularidad en el país, tiene un control casi total sobre Nicolás al extremo de que todo apunta a que el principal heredero es un rehén del teniente. La decisión que tomó el PSUV de no hacer primarias y dejar en manos de la dirección del partido, es decir de Cabello principalmente, la escogencia de los candidatos a alcaldes y concejales es un paso más en la consolidación de su control institucional. Cabello está convencido que dominando al PSUV y a Maduro tiene garantizado el control del país, sólo que una cosa piensa el burro y otra el que lo arrea. El que Cabello expropie la democracia interna del PSUV lo alejará aún más de las grandes mayorías. La cúpula que se disputa el partido comete tantos errores y actúa con una inmoralidad tan descabellada que están convirtiendo lo que fue un gran partido popular en una guarida de ineptos. Las buenas noticias para el grupo que comanda el teniente son muy malas para el partido de gobierno, ya que existe una relación directamente proporcional entre su control interno y el distanciamiento del partido de la gente, mientras más poder tenga Cabello, menos espacio político tendrá el PSUV, de eso pueden estar completamente seguros.

Contenido Relacionado

Related Topics