¡Enceste perfecto!: La venta de los Kings cerró por 535 millones de dólares, nuevo record - LeaNoticias.com

¡Enceste perfecto!: La venta de los Kings cerró por 535 millones de dólares, nuevo record

El rechazo por parte de los dueños de la NBA de cambiar la sede de Sacramento por la de Seattle convenció a la familia Maloof, propietaria de los Kings, de aceptar la oferta de un grupo de accionistas con base en la capital del estado de California y cerrar la venta del equipo.

108731-620-282

Aunque oficialmente no se conocerá hasta la tarde de este viernes, de acuerdo a varias fuentes periodísticas, encabezadas por el diario local The Sacramento Bee y la cadena de televisión ESPN, la familia Maloof vendió el 65 por ciento de sus acciones con un valor de 348 millones de dólares y el precio completo de la franquicia será de 535 millones, un nuevo récord en la historia de la NBA.

El multimillonario del mundo de las computadoras Vivek Ranadive, que encabeza el grupo de accionistas que desean que los Kings permanezcan en Sacramento, será el que compre las acciones a la familia Maloof. Los Maloof, que tienen la propiedad de los Kings desde la temporada de 1998, deseaban vender a otro grupo de inversionistas que querían trasladar la sede a Seattle y habían ofrecido 406 millones de dólares por la mismas acciones.

No rotundo a un traslado de la franquicia

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La familia propietaria de los Kings también propuso seguir con el control del equipo y vender un 20 por ciento de sus acciones al grupo de Seattle para más tarde conseguir la venta completa y entonces darles la opción de llevarse al equipo fuera de Sacramento. Pero los dueños de los equipos, en la reunión que mantuvieron el miércoles, en Dallas, votaron de forma mayoritaria (22-8) para que los Kings siguiesen en California, en Sacramento, y Ranadive fuese el futuro dueño de la franquicia.

De inmediato, los Maloofs descartaron todos los planes y llegaron a un acuerdo para la venta al grupo de Ranadive, con el que el comisionado de la NBA, David Stern, ha trabajado de manera conjunta en todo el proceso. Stern ya adelantó el miércoles que antes del fin de semana podría darse la firma del acuerdo de venta porque Ranadive ya había ingresado en una cuenta bancaria más de 200 millones de dólares como anticipación a la compra.

Los Maloofs esperan quedarse con 200 millones de dólares después de que paguen los 60 que deben a la ciudad de Sacramento y otra cantidad importante de dinero a la NBA. Cuando los Maloofs compraron los Kings, el equipo tenía un valor de 156 millones de dólares y ahora llegó a los 535, que establece nueva marca. Ranadive, que actualmente es copropietario de los Warriors de Golden State, pero que ahora tendrá que vender su parte de acciones, ha trabajado directamente con las autoridades municipales y estatales para asegurar la construcción de un nuevo campo por valor de 250 millones de dólares.

La NBA no avalaba el cambio

La construcción de la nueva cancha fue lo que convenció a los dueños de los equipos para apoyar la continuidad de los Kings en Sacramento y no decidirse por la oferta de empresario Chris Hansen, que encabezaba el grupo de Seattle, y era el preferido de la familia Maloof, con la que negoció directamente la venta. El grupo de Ranadive incluye a otros miembros de la familia que controla el gigante de las comunicaciones “Qualcomm”, además del fundador de los gimnasios “24 Hour Fitness”, Mark Mastrov, y el exdirector ejecutivo de Facebook, Chris Kelly, examinados por los abogados de la liga, y se espera que la aprobación final por los propietarios sea rápida.

Por su parte, Stern, aunque siempre manifestó que el proceso de venta de los Kings sería abierto, su posición estuvo más cercana a la de que continuasen en Sacramento y de ahí que trabajase conjuntamente con el grupo de accionistas encabezados por Ranadive y la colaboración del exjugador de la NBA, Kevin Johnson, actual alcalde de la capital del estado de California.

EFE

Contenido Relacionado

Related Topics