Errores típicos que cometemos al comprar maquillaje

Probar base y polvo en luz artificial: En vez de probar el maquillaje con la iluminación de la tienda, que no es tan brillante como la luz del día, es importante verlo bajo luz natural antes de comprarlo. Te dará una mejor idea de cómo se adapta el maquillaje a la piel. De lo contrario, puedes terminar comprando el color equivocado.

Maquillaje

Probar el maquillaje en tus manos: Tendemos a probar la base, sombra de ojos o labial sobre las manos y, aunque te da una idea del color y la textura, no es lo ideal para saber cómo quedará realmente en tu rostro. Las muñecas y los brazos no tienen el mismo tono de piel que la cara.

No leer la lista de ingredientes: Un error común es no leer la lista de ingredientes del maquillaje; y si bien es cierto que las etiquetas de los ingredientes del maquillaje pueden ser muy largas, vale la pena tomarse el tiempo para comprobar que no hay ningún componente que pueda dañar tu salud. Debes evitar ingredientes como: el butileno, siliconas y colorantes artificiales. Es importante prestar atención a los ingredientes sobre todo de los productos para el cuidado de la piel.

No saber con certeza cuáles los productos que tienes: Antes de tu próxima compra, revisa tu estuche de maquillaje para ver los productos que más te gustan, los que no y los que necesitan reemplazo. Fíjate especialmente en los productos o marcas que compraste hace meses pero que has usado poco, porque suele ser muy común que terminemos acumulando maquillaje, comprando más sin terminar el anterior.

No tener en cuenta cómo la época del año afecta tu piel: Muchas veces no nos fijamos que la época en la que estamos influye en el cuidado de la piel. Por ejemplo, si usaste un determinado polvo bronceador durante la época de calor, no debe ser el mismo que uses para los días de frío, porque será demasiado oscuro para tu piel. Y lo mismo pasa con el protector solar o la base, puede que necesites un tono más claro u oscuro dependiendo de la época del año y es algo que vale la pena tener en cuenta.

Además, usar el tono equivocado puede hacer que los lóbulos de las orejas, el cuello y el pecho tengan un aspecto completamente diferente que el del rostro. También la piel es diferente según la época; con el frío se reseca, mientras que con el calor se engrasa; por eso debes incorporar las cremas adecuadas para cada momento.

Oler el perfume solo unos segundos: La primera vez que se huele la fragancia no siempre es la más precisa. Si quieres encontrar el aroma perfecto, necesitas dejar el perfume en el aire por unos minutos hasta que se evapore. El aroma pasa por varias etapas hasta secarse en el cuerpo. Por eso es importante dejar pasar un rato y volver a olerlo, antes de comprarlo.

[Fuente: erikatipoweb.com]

Contenido Relacionado