Está en duda el rendimiento real del PS4 y Xbox One ¡Ay papá!

El procesador AMD Jaguar que integran tanto PlayStation 4 como Xbox One podría no ser tan potente a la hora de ejecutar juegos como prometieron sus creadores. Así lo señala un reciente análisis cuyas conclusiones son rotundas en este sentido y tiran por tierra declaraciones como las vertidas desde EA asegurando que estarían a la altura del rendimiento de un PC.

xbox-ps4

El medio especializado en tecnología Rock Paper Shotgun ha tenido acceso a una variantes de cuatro núcleos a 1,5 GHz del procesador de ocho núcleos a 1,6 GHz que integrarán las consolas Next Gen de Sony y Microsoft. Una de sus principales conclusiones ya advierte sobre su rendimiento, al señalar que solo cuatro de estos núcleos trabajarán de forma específica en la ejecución de juegos. Según reseña Gamerzona.com

“Para ser justos con AMD, el A4-5000 es un gran chip para el mercado que busca la compañía”, explican desde la web. Sin embargo, concretan que éste no es el de los videojuegos sino el de los dispositivos móviles debido a su precio económico. “Básicamente, los cuatro núcleos Jaguar ofrecen ligeramente menos de un cuarto del trabajo de un Core i5-3570k“, señalan los autores del análisis. En sus propias palabras, ambas consolas ofrecerán un rendimiento similar a “casi la mita de las CPU decentes a día de hoy a la hora de jugar”.

El autor del análisis ya había señalado con anterioridad que el chip Jaguar estaba incluso por detrás de la serie FX de AMD en un margen nada despreciable del 50%. Por este motivo muestra su preocupación por saber “cómo los desarrolladores de a Next Gen van a acelerar realmente la tecnología de sus juegos, sus físicas o la inteligencia artificial con estos núcleos del procesador”.

Contenido Relacionado