Este modelo de celular funciona con refresco

Aunque la tecnología que poseen los teléfonos celulares y los smartphones es cada vez más avanzada, hay un área que sigue siendo un problema para los usuarios, el suministro de energía.

celular-refresco-cola
Ya sea porque la batería no dura el tiempo suficiente, porque tarda mucho tiempo en cargarse o por lo complicado que, en ocasiones, resulta encontrar un suministro de energía para hacer la recarga, las empresas tecnológicas están en trabajo continuo para dar con la solución más adecuada y que además sea amigable con el medio ambiente.

En los últimos años se han realizado varias propuestas que pretenden cambiar los hábitos de consumo de energía e incluso reducir costos, como lo son teléfonos celulares que funcionan con energía solar e incluso con energía eólica, así lo menciona el sitio portatiles.es.

Otra propuesta es aquella que mezcla el deporte y transporte con la recarga del teléfono móvil, pues se trata de una bicicleta en la que se puede andar en ella y aprovechar la energía cinética generada para cargar la batería de tu celular.

Algo similar a lo anterior, es el gadget conocido como Orange Power Pump, el cual consiste en una bomba de aire que activa una pequeña turbina, para después capturar la energía cinética y suministrar de energía el teléfono, al menos para una llamada de emergencia.

El invento que más llama la atención, es el creado por Daizi Zheng, que de acuerdo a su sitio web, es un proyecto realizado para diseñar un teléfono ecológico para la marca Nokia (no aclara en su página si la empresa se lo pidió, ya se los vendió o intentará comercializarlo con ellos en un futuro).

El concepto del proyecto se basa en suplir las baterías convencionales por bio-baterías, las cuales cuentan con un sistema de suministro de energía que utiliza enzimas como catalizador para generar electricidad a través de hidratos de carbono, como el azúcar.


Gracias a esto se puede utilizar como fuente de alimentación una bebida azucarada como lo es el refresco de cola, y una vez que la batería se agota, sólo quedan restos de agua y oxígeno.

Estas baterías son totalmente biodegradables y tienen en una sola carga, de tres a cuatro veces más duración que las baterías de litio convencionales.

[Fuente]

Contenido Relacionado