Expertos aseguran que las antenas móviles no perjudican la salud - LeaNoticias.com

Expertos aseguran que las antenas móviles no perjudican la salud

Uno de los temas que genera gran preocupación entre la población es si las antenas de telefonía móvil tienen algún impacto en su salud. Sin embargo, en base a diversos estudios que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS), se concluye que no se tienen efectos adversos a corto o largo plazo en la salud.

antena

Según dicha organización mundial, un motivo de inquietud común es la exposición de todo el cuerpo a señales de radiofrecuencias; hasta la fecha, el único efecto de los campos de radiofrecuencias en la salud que se ha señalado en los estudios científicos se refería al aumento de la temperatura corporal.

Pero estos niveles de exposición a radiofrecuencias de las estaciones de base (antenasmóviles) y las redes inalámbricas son tan bajos que los aumentos de temperatura son insignificantes y no afectan la salud de las personas.

Asimismo, una serie de estudios pone de manifiesto que la exposición a radiofrecuencia de las antenas móviles y tecnologías inalámbricas en lugares de acceso público (incluidos hospitales y escuelas) suele ser miles de veces inferior a los límites establecidos por las normas internacionales.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Es así que, por la menor frecuencia, el cuerpo absorbe hasta cinco veces más señal de la radio de Frecuencia Modulada (FM) y la televisión que de las antenas móviles.

Ello se debe a que las frecuencias utilizadas en las emisiones de radio de FM (unos 100 MHz) y de televisión (entre 300 y 400 MHz) son inferiores a las empleadas en la telefonía móvil (900 y 1800 MHz), y a que la estatura de las personas convierte el cuerpo en una eficaz antena receptora. Además, las estaciones de emisión de radio y televisión funcionan desde hace por lo menos 50 años sin que se haya observado ningún efecto perjudicial para la salud.

La OMS sostiene en uno de sus estudios que en los últimos 15 años se han realizado análisis donde se examinaba la posible relación entre los transmisores de radiofrecuencias y el cáncer, en los cuales no se han encontrado pruebas de que dicha exposición a radiofrecuencias aumente el riesgo de cáncer.

También, los estudios a largo plazo en animales tampoco han detectado un aumento del riesgo de cáncer por exposición a campos de RF, incluso en niveles muy superiores a los que producen las estaciones de base y las redes inalámbricas.

El viceministro de Comunicaciones, Raúl Pérez-Reyes, sostuvo que las antenas que se utilizan para la tecnología celular no afectan la salud ni tampoco producen cáncer.

Además, si no se promueve la agilización de la instalación de antenas móviles en el país se podrían paralizar unos US$ 250 millones en los próximos dos años.

Es importante que el pleno del Congreso apruebe el predictamen que presentó el Ejecutivo para lograr la expansión de la infraestructura en telecomunicaciones, ya que se necesitan 14 mil nuevas antenas para mejorar la calidad del servicio.

Pobladores en contra

Una posición contraria muestran los pobladores del distrito de Pueblo Libre, quienes se encuentran en contra de la instalación de más antenas para la telefonía móvil.

Isabel Tovar, representante del movimiento vecinal de dicho distrito, pidió a las autoridades que se respete a los habitantes. “No estamos en contra de las nuevas tecnologías, pero creemos que se debe mantener un equilibrio entre el derecho de las empresas a invertir y la preocupación de los habitantes”, señaló.

Tovar sustentó su reclamo en base a que en medio del parque Nathan Rosenbach, ubicado en Pueblo Libre, se encuentra instalada una antena móvil, lo cual es perjudicial para la salud de los vecinos sumado a que se estaría violando una zona de evacuación en caso de sismo.

“Defensa Civil ha señalado que este parque es zona segura en caso de sismo. ¿Qué pasaría si se cae esta antena? ¿A dónde vamos a correr? Queremos que retiren todas las antenas móviles del distrito”, sentenció.

Por su parte, el alcalde de Surco, Roberto Gómez Baca, explicó que en los últimos meses se realizó el retiro de dos antenas, consensuado con los vecinos debido a que no se contaba con un certificado de Defensa Civil que garantice la seguridad de las personas que residen en los predios cercanos a estas enormes estructuras.

Reiteró que en su distrito hay 300 antenas que han sido instaladas sin estudio previo, pero lo recomendable es que sean ubicadas en zonas donde no vulnere, incluso, el orden urbanístico. ¿Acaso no sería mejor reducir tres antenas a una sola, pero con una misma función en beneficio de las empresas de telefonía y la comunidad?

Un marco legal que garantice la inversión

AFIN señaló que es necesario que las empresas operadoras cuenten con un marco legal que garantice los altos niveles de inversión que demanda el sector de telecomunicaciones.

“Nos enfrentamos a la contradicción del Estado contra el Estado, ya que mientras el organismo regulador exige a las empresas operadoras realizar las inversiones necesarias para el sector y de esta forma garantizar los niveles de calidad y cobertura que demandan los usuarios, las municipalidades no permiten la instalación de antenas”, manifestó el gerente general de AFIN, Ami Dannon.

El Indecopi realizó un estudio de las trabas en el sector de telecomunicaciones y una de ellas son las exigencias municipales para la instalación de antenas móviles que varían según cada entidad.

A modo de ejemplo, en el supuesto que una empresa de telecomunicaciones tuviera que asumir la tramitación de los once requisitos que le imponen para cada antena, las operadoras tendrían un costo total mínimo de S/. 11.911 y máximo de S/. 42.887.

[Fuente: larepublica.pe]

Contenido Relacionado