Familias deberán disminuir sus gastos en vacaciones ante la inflación - LeaNoticias.com

Familias deberán disminuir sus gastos en vacaciones ante la inflación

Las clases terminaron y las vacaciones comienzan. Aunque puede ser una época que muchos niños esperan, para algunos padres es sinónimo de preocupación, debido a que los gastos aumentan.

Organizar paseos y cancelar útiles escolares forman parte de los consumos que las familias agregan a este mes. Por ello la directora de la Escuela de Economía de la Universidad de Carabobo (UC), Yoskira Cordero, recomendó reorganizar los gastos para disminuir las finanzas personales.

Las familias pueden abonar a las deudas de corto plazo, y reducir las deudas de las tarjetas de créditos, las cuales se mantienen en 29% anual. Para lograr esto pueden utilizar el pago de los bonos vacacionales.

De acuerdo a la economista, esto serviría para renovar activos y revalorizar los bienes que les permitirá a las familias tomar las previsiones necesarias ante una posible alza de precios que tiende a ocurrir en el último trimestre del año, específicamente en noviembre y diciembre.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Debido a que este incremento repercute en todas las áreas. Los padres deberían atreverse a cambiar los patrones de consumo. Ante esto la economista propuso sustituir algunos servicios por otros.

Para Yoskira Cordero el país enfrenta una realidad, en la que el trasladarse de un comercio a otro representa una mejor opción, pues los precios de algunos productos alimenticios pueden estar a menor precios que en los establecimientos que se tienden a visitar, pero asegurando la nutrición básica de la familia. “En una economía de precio creciente los habitantes deben redefinir conscientemente sus patrones de compras”.

La inflación no se puede subestimar

La inflación es imposible de subestimar. Cada vez que las personas adquieren una unidad o consumen un servicio deben costear el impacto del alza de precios, como lo describe Cordero independientemente de lo que se consuma.

En junio, la desaceleración de la inflación se apoyó en menores alzas en 10 de los 13 rubros que componen la canasta de precios del BCV.

En el caso de los pequeños empresarios Yoskira Cordero les recomendó invertir en mantenimiento de maquinarias y de equipos, porque los costos para reponerlos son mayores a los gastos que podría generar una reparación.

La falta de provisión de divisas agudiza las expectativas sobre la búsqueda de bienes. Esto ocasiona una variación de precios que se revela en las cifras que se publicó en el reporte mensual del Banco Central de Venezuela.

Valencia ocupa el primer lugar del promedio de variación de inflación desde que inició el año 2013, con una cifra de 32,8%.

En esta lista le siguen Ciudad Guayana con 31,7% y Maracay con 31,5%. Aunque la inflación del país se situó en 3,2% en julio, una cifra menor a la tasa de 4,7% registrada en junio, este dato fue mayor al 1% del mismo mes del año anterior.

En el reporte mensual se indicó que en los primeros siete meses del año la inflación llegó al 29%. La directora de la Escuela de Economía de la Universidad de Carabobo (UC), Yoskira Cordero, explicó que la inflación mantiene un comportamiento elevado sostenido en el país.

Economía revolucionaria

Para amortiguar el golpe al bolsillo, desde hace años, el Gobierno chavista, que aspira a reducir la inflación a un solo dígito en 2014, regula el precio de alimentos básicos como el arroz, la carne, la leche, el pollo, el azúcar, el café y la “harina pan”, indispensable en la cocina venezolana para hacer las arepas. También están los llamados Mercal, mercados de alimentos subsidiados que organiza el Gobierno en todo el país, una de las misiones sociales que creó Chávez con el financiamiento de la renta petrolera, reseñó la agencia AFP en un reportaje especial. Desde junio de 2013 la canasta alimentaria cuesta 2.737 bolívares, según el Instituto Nacional de Estadística. El Centro Nacional de Documentación y Analisis Social (no oficial) la valora en 5.445 bolívares. “Algo rasguño para llevar a la casa porque aquí es más barato. En otro lado se compra el cartón de 12 huevos a 35 y aquí a 28 o menos”, comentó Justo Buenaver, un vigilante de 58 años, chavista de corazón, a la salida de un Mercal en una zona popular del centro de Caracas.Gabriela de Goitia, de 73 años, compró más barato pero lamenta que fue “a buscar pollo y azúcar y no hay”. “La vida está difícil”, subrayó. Seis de cada diez venezolanos consideran que la situación económica es negativa, según la encuestadora Datanálisis, presidida por Luis Vicente León quien califica la inflación como el “pico del iceberg”

 

 

El Carabobeño.-

Contenido Relacionado