Fapuv solicitará a la CIDH medida cautelar para proteger a estudiantes

“A los Profesores universitarios nos corresponde la orientación moral y cívica que la Universidad debe impartir a sus estudiantes y la enseñanza universitaria que debe estar inspirada en un definido espíritu de democracia, de justicia social y de solidaridad humana, y abierta a todas las corrientes del pensamiento universal”, dice el documento del gremio docente universitario.

FAPUV

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV) intentará la solicitud de una Medida Cautelar por ante la Comisión Interamericana sobre los Derechos Humanos (CIDH), como una medida de emergencia para protección al sector estudiantil y de la sociedad civil, mientras los Organismos Internacionales se reúnen para analizar la situación que se está viviendo en Venezuela.

Desde el 2 de febrero, fecha en la cual se inician una serie de protestas pacíficas por parte del sector estudiantil, para exigir reivindicaciones que expresan el sentir de la mayoría del pueblo venezolano, sometido a una grave crisis económica, política y social, que atenta contra el derecho de los pueblos a una vida digna, , hemos visto como el Gobierno ha violado repetidamente su Constitución y la Convención Internacional sobre los Derechos Humanos, en absoluta contradicción con el mandato constitucional y de los Acuerdos Internacionales.

Con arreglo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, solo puede realizarse el ideal del ser humano libre, exento del temor y de la miseria, si se crean condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos económicos, sociales y culturales, tanto como de sus derechos civiles y políticos.

La arremetida gubernamental contra el legítimo derecho a disentir y protestar de nuestra juventud, ha dejado como saldo 13 asesinados hasta el día de hoy, por lo menos dos de ellos por el SEBIN (policía política) y uno menor de edad; cientos de heridos; y más de 700 detenidos, de los cuales 192 han sido sometidos a régimen de presentación, varios fueron torturados y por lo menos uno violado, estudiantes desaparecidos, recintos universitarios allanados y gran cantidad de bienes del Estado y del pueblo venezolano destruidos Es así como el Estado venezolano criminaliza la protesta pacífica y viola el derecho fundamental a la vida y a la integridad y dignidad personal. La situación más grave se ha presentado por la participación de colectivos civiles que actúan como organismos parapoliciales, y que de manera abusiva atentan contra la vida de los manifestantes con gran impunidad y apoyados por los organismos de seguridad del Estado.

A las Universidades venezolanas, con autonomía constitucional, “les corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales”.

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), Organización Nacional Gremial que agrupa a los Miembros del Personal Docente y de Investigación de las Universidades Nacionales, tiene entre sus fines el deber de “Propiciar y mantener los Principios de respeto a los Derechos Humanos y a las Instituciones Democráticas”.

A los Profesores universitarios nos corresponde: “la orientación moral y cívica que la Universidad debe impartir a sus estudiantes” y “la enseñanza universitaria que debe estar inspirada en un definido espíritu de democracia, de justicia social y de solidaridad humana, y abierta a todas las corrientes del pensamiento universal”.

Como docentes universitarios tenemos la responsabilidad de velar por el bienestar de nuestros estudiantes; por lo tanto, FAPUV ratifica su respaldo total al movimiento estudiantil venezolano por lo que hemos asumido el deber de gestionar la solicitud de una “Medida Cautelar”, asesorados por un Cuerpo de prestigiosos juristas expertos en la materia, ante la flagrante violación de los Derechos Humanos consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales aplicables, con relación a los Estados miembros de la OEA.

Diferentes Organizaciones gremiales, sindicales, políticas, hemos solicitado al gobierno venezolano, entre otras cosas:

1. El cese inmediato a la brutal represión armada contra las protestas por parte de los cuerpos policiales, parapoliciales y Guardia Nacional Bolivariana.

2. Demandamos la libertad plena de todos los estudiantes encarcelados.

3. Castigo a los culpables de los asesinatos, lesiones y torturas que se han producido como respuesta a la legítima protesta estudiantil.

4. Un pronunciamiento del Ministro de Educación Universitaria en defensa de nuestros estudiantes y que ejerza las acciones que estén a su alcance para que los cuerpos represivos del Estado actúen dentro del marco constitucional.

5. Desmantelamiento de los grupos paramilitares que azotan con su violencia al pueblo venezolano tanto en el ejercicio de la protesta social como en la

6. Tribunales imparciales para que el pueblo tenga acceso a la justicia.

7. Una Fiscalía y una Defensoría imparciales para que el pueblo tenga a quien acudir cuando se violentan sus derechos fundamentales, con alguna garantía de defensa.

8. Un Poder Electoral imparcial para que los sectores políticos que hoy polarizan la vida nacional, y cualesquiera otros que puedan surgir, se cuenten periódicamente con garantía de que la voluntad popular será acatada por todos.

9. Cuerpos militares concentrados en defender la soberanía nacional y no en reprimir al pueblo.

10. Cuerpos policiales concentrados en defender a la ciudadanía del hampa desbordada, con apego a los derechos humanos y el debido proceso, y no en reprimir al pueblo.

11. Diálogo social con acuerdos en materia laboral, económica, de salud, de soberanía nacional, ambiental y educativa, en función de los intereses generales del pueblo venezolano.

Sin embargo, hasta el momento, la respuesta obtenida es mayor represión, mayor abuso de autoridad, uso abusivo de armas y gases prohibidos contra las manifestaciones pacíficas. No se vislumbra ninguna intención de corregir este ataque inclemente contra los estudiantes y la sociedad civil venezolana por parte del gobierno venezolano.

Por tal motivo acudimos a el Reglamento de la CIDH, que contempla la solicitud de medidas cautelares de naturaleza colectiva, con el fin de prevenir daños irreparables a grupos o comunidades de personas determinadas o determinables. En este caso nuestros estudiantes.

PROF. LOURDES RAMÍREZ DE VILORIA

PRESIDENTA DE FAPUV

Contenido Relacionado