Fiscalía francesa solicita cuatro años de prisión para los responsables de los implantes PIP - LeaNoticias.com

Fiscalía francesa solicita cuatro años de prisión para los responsables de los implantes PIP

La Fiscalía francesa pidió cuatro años de prisión de obligado cumplimiento contra Jean-Claude Mas, fundador de la empresa que fabricaba y comercializaba los implantes mamarios PIP, para los que supuestamente empleaba un gel industrial no autorizado.

66931-620-282

El Ministerio Fiscal requirió además una multa de 100.000 euros y la inhabilitación de por vida en el sector médico-sanitario para el empresario, de 73 años, mientras que la petición de penas para el resto de directivos oscila entre seis meses y dos años de cárcel.

El macrojuicio que se celebra en el Tribunal Correccional de Marsella, en el sur de Francia, examina 5.127 denuncias con acusaciones de estafa, blanqueo de dinero y fraude fiscal, entre otros cargos. Según reseña 20minutos.es

La empresa Poly Implant Prothèse (PIP), que fabricaba esas prótesis, llegó a facturar el 84 % de sus ingresos fuera de Francia, esencialmente en Latinoamérica y otros países europeos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

No se espera indemnizar a las víctimas

Mas y sus cuatro colaboradores, acusados de ejecutar sus órdenes o de no impedir que se fabricasen los implantes en esa empresa ahora en quiebra, podrán ser condenados a una pena máxima de cinco años de prisión. Pero no se espera que indemnicen a las víctimas, ya que se han declarado insolventes.

Solo en Francia, la Agencia del Medicamento (Ansm) calcula que 30.000 mujeres llevan esos implantes, a quienes las autoridades han recomendado que se retiren las prótesis de manera preventiva dado el alto riesgo de rotura, y unas 15.000 ya lo han hecho.
En sus declaraciones ante la Gendarmería y ante la Policía Judicial en noviembre de 2010 y en octubre de 2011, Mas confesó que sabía que se utilizaba un gel no autorizado y señaló que las mujeres que le habían denunciado eran “personas frágiles que hacen todo esto por el dinero”, según la declaración filtrada a los medios de comunicación franceses. “Sabía que el gel no estaba homologado, pero lo hice conscientemente porque el gel PIP era menos caro (…) y de mejor calidad”, dijo.

Está previsto que este primer juicio que se celebra en Marsella concluya el próximo 17 de mayo.

Contenido Relacionado