Fue al baño por un dolor de estómago y salió con una bebé - LeaNoticias.com

Fue al baño por un dolor de estómago y salió con una bebé

Una joven de 14 años de la ciudad de Crespo, Argentina, no sabía que estaba embarazada hasta que comenzó a sentir fuertes dolores de estómago fue al baño y dio a luz a una criatura. Su mamá comentó que la adolescente se había realizado estudios, pero ningún médico le dijo que estaba esperando un bebé.

bebé

Bárbara cumplió 14 años en septiembre, estudia, pasó a tercer año del ciclo básico del secundario, toma clases de inglés particular, ayuda a su mamá y hermana en la casa y este 6 de enero sorprendió a todos con el nacimiento de una beba.

“No sabía que estaba embarazada. Digamos que menstrué hasta antes de Navidad, me tomó de sorpresa. El domingo 5 de enero nosotros habíamos ido al río a la tarde, cuando volví estaba muy cansada, habíamos limpiado. Empecé con vómitos, me dormí un rato y después sentí muchas ganas de ir al baño; sentía que se me ponía duro el vientre, le pedí a mi mamá un chicle laxante y después de un rato tuve la necesidad de ir al baño, enseguida siento como un huevo y lo primero que se me ocurrió pensar que era algo de mi cuerpo que salía, nunca un bebé. Intenté sacarlo y me encontré con la nena”, comentó la jovencita que atendió su propio parto.

La madre de Barbarita, que se transformó en abuela en un abrir y cerrar de ojos, cuenta que su otra hija sintió que algo pasaba y salió corriendo a despertarla. “Me dijo ‘Barbi tuvo un bebé, vamos a llamar a la ambulancia’; pero en medio de la incertidumbre preferí llamar a un ginecólogo de confianza. Eran las cuatro y media de la mañana, me dijo que la lleve a la clínica. Sacamos el auto, la cargamos, enseguida la atendieron y le prestaron los primeros auxilios a ella y a la niña.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La mujer señaló que su hija se realizó controles ginecológicos en las vacaciones de julio: “La llevé al ginecólogo porque le crecían mucho los pechos, la vio y dijo que tendría pechos grandes. En diciembre fuimos con su doctora y le dije tiene un poco de pancita, ‘sí, pero eso es por los remedios de la diabetes que está tomando, es normal’, me respondió. Siempre menstruaba, lo que menos pensé es que estaba embarazada, nadie me dijo vamos a hacerle una ecografía”.

Dado lo inesperado de la situación, nada fue preparado, ni siquiera el nombre de la beba. El papá de la bebé también es un menor y, aunque el vínculo afectivo entre los adolescentes se haya diluido, las familias tuvieron su entendimiento y garantizada la cercanía a la niña.

Por estos días al igual que su mamá se encuentran con asistencia psicológica, organizándose para que la crianza de la beba no interfiera en sus estudios cuando comience el ciclo escolar.

Con su pequeña en brazos, Bárbara reflexiona: “Margarita más que nada es una bendición, aunque no sea la edad y todo, ahora pienso que es lo más lindo y no me arrepiento. Ya está y sé que voy a vivir para ella, que yo pasé a un segundo plano, no estoy tanto para amigas, la tontería ya no existe para mí. Es madurar de golpe y vivir para ella, hacer lo posible para estudiar, que me vaya bien”.

[Fuente: nuevodiarioweb.com.ar]

Contenido Relacionado