Guía práctica para mejorar la fertilidad masculina

En un convulsionado mundo, donde la globalización nos arropa cada día, y la llamada enfermedad del siglo: el estrés, nos agobia; son muchas las parejas que en este momento se desencantan por el problema que se les presenta al momento de querer tener su primer hijo o reeditar la magia de ser padres. La fertilidad global ha descendido, estudios internacionales reflejan la situación que afecta casi de igual forma a hombres y mujeres.

Claves para mejorar la fertilidad masculina

Consejos para mejorar la fertilidad masculina

Según el Instituto Médico Europeo (IMEO), al menos en España la infertilidad masculina llega al 15%; el IMEO establece varias razones para ello, en primer lugar la genética, pero asegura que en muy poco porcentaje los hombres sufren de estos trastornos por causa de herencia filial; por eso, hacen hincapié en que son hábitos de vida los que conllevan a padecer algún problema en la cantidad y calidad de los espermatozoides.

Leer: Infertilidad masculina está asociada a problemas infecciosos

Estas causas, entre otras más, pueden generarse por: el estrés: una preocupación constante por el alto costo de la vida, la manutención familiar y el querer generar riquezas, impiden la relación propia del hombre al momento de mantener una relación sexual con miras a concebir un hijo. Los sexólogos establecen diferencias entre tener coito por placer, aun cuando se obtengan resultados de suma satisfacción, y tener relaciones de pareja en búsqueda de la fertilidad, son situaciones totalmente distintas que las personas no pueden medir con la misma capacidad.

El tema de la alimentación también influye en el proceso regulatorio sano para que un hombre genere la suficiente testosterona que se requiere para mantener un fluido seminal normal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mala nutrición, aquella cargada de grasas saturadas y con niveles escasos de proteínas trabaja en contra del sistema reproductivo masculino. Según estadísticas, los pacientes que presentan un índice de Masa Corporal (IMC) elevado, entre el 26-30%, pueden reducir el recuento de espermatozoides en un 21%, y cuando se habla de obesidad mórbida, hasta un 23%.

Los hombres al entrar en lo que se llama adultez juvenil, o mejor dicho, luego de pisar los 30 años, deben saber que sus niveles de testosterona comienzan a reducirse al llevar un estilo de vida menos energético y más sedentario; no quiere decir que ha finalizado la etapa dorada de los “veinte”, al contrario, sólo que ahora deben prestar mayor atención a su salud, pues, no sólo las mujeres devienen en cambios dentro de su organismo.

Guía para mejorar la fertilidad masculina

Consejos prácticos para mejorar la fertilidad

Practicar deportes: dejar atrás las tensiones del trabajo y concentrarse en disfrutar más de la vida, mientras ejercita el cuerpo, es un buen plan para aumentar los niveles de concentración de los espermatozoides. Algunos médicos recomiendan las rutinas de: yoga y caminar como ejercicios claves para generar un semen de calidad, por ser ejercicios cardiovasculares; pero advierten que otras disciplinas como el ciclismo pueden incidir negativamente contra los testículos disminuyendo la fertilidad masculina.

Leer: Los signos de la infertilidad

– No deje de comer, sólo hágalo con mayor atención: Analice su rutina alimentaria a diario, evitando abusar de las grasas saturadas y de aquellas frutas o verduras expuestas a herbicidas, pues, estos químicos actúan negativamente en la fertilidad masculina. Aumente el consumo de antioxidantes como el Omega 3 y la vitamina C.

Tips para mejorar la fertilidad masculina

– Aléjese del tabaco, fumar deteriora el tejido testicular y reduce los espermatozoides. Y consuma menos alcohol.

– Trate en lo posible de no usar ropa muy ajustada al cuerpo porque el calor y la sudoración constante inciden negativamente en la fertilidad masculina; además en la buena salud de la piel.

Leer: Posibles causas de la infertilidad femenina

– No tome largas ducha con agua caliente y evite siempre colocar objetos encima de su área genital, como: ordenadores portátiles, pues, las temperaturas elevadas disminuyen la movilidad del semen y por ende, son determinantes en la fertilidad masculina.

– Un consejo a gusto, pero asumido con responsabilidad y seguridad es: aumentar su vida sexual; la abstinencia juega en contra de la calidad de los espermatozoides.

[Redacción LeaNoticias.com]

Contenido Relacionado