Hallan muerto a un octogenario que llevaba un mes encerrado en un ascensor

Un octogenario de Denver (EE.UU.) llamado Isaak Komisarchik, fue encontrado muerto en el interior de un ascensor después de haber pasado un mes sin recibir ningún tipo de auxilio. La Voz.

ascensor

El hombre había desaparecido el pasado cinco de julio y, desde entonces, no se volvió a saber nada de él. De hecho, fueron los vecinos del edificio los que, tras percatarse de un olor desagradable que procedía del ascensor, -que estaba fuera de servicio- se dieron cuenta de que algo ocurría.

Komisarchik sufría demencia. Esto, quizás, puede explicar que se introdujese en un ascensor estando fuera de servicio. Sin embargo, se ha tenido constancia de que el hombre efectuó dos llamadas de auxilio en dos intervalos de siete minutos desde el interior del ascensor, a lo que nadie respondió.

Según explicó el médico Steven Castro a The Denver Post, no se han podido determinar las causas de la muerte, ya que el cuerpo se encontró en estado avanzado de descomposición.

Su hija, Yelena Komisarchik, explicó que el anciano desapareció después de ir a recoger el correo y algunos objetos. Cuando el hecho se produjo, le buscaron en casi cinco lagos creyendo que, quizás, se había caído en alguno de ellos.

El portavoz de la policía de Denver, John White, explicó que «el ascensor no estaba inoperable», lo que se contradice con los diversos informes que arrojan que no funcionaba. Por ello, la policía investiga cómo el anciano entró en el ascensor y por qué no se le atendió cuando pedía auxilio.

Contenido Relacionado