¿De verdad los inmigrantes "roban el trabajo" a los nacionales del país al que llegan? - LeaNoticias.com

¿De verdad los inmigrantes “roban el trabajo” a los nacionales del país al que llegan?

Actualmente la inmigración ha prendido las alarmas en casi todo el mundo. En la última década, son millones los que se han movilizado desde una latitud a otro punto cardinal en busca de mejores oportunidades de vida. Los gobiernos receptores han venido esquematizando nuevas reglas para este fenómeno, restringiendo la entrada a quienes lo hacen de forma ilegal, tratando de salvaguardar los intereses de sus coterráneos.

¿De verdad los inmigrantes "roban el trabajo" a los nacionales del país al que llegan?

Sepa si de verdad los inmigrantes “roban el trabajo” a los nacionales del país al que llegan

Sin embargo, se debe acotar que la mayor parte de la inmigración internacional en este momento se realiza a espalda de las leyes exigidas, y en la mayoría de los casos, estamos hablando de éxodos masivos no permitidos. Aunque también es necesario determinar que los grupos de personas que están llegando a Europa, por ejemplo, en la actualidad, tratan de escapar del conflicto armado en Medio Oriente y las precariedades humanas dentro del Norte de África. Ahora bien ¿Quienes llegan a un país de manera legal, adquiriendo documentos que validen su entrada, representan sinceramente una amenaza en el sistema laboral de esa nación captadora?

Leer: Cómo superar la tristeza por la partida de los hijos a otro país

Todo lo expuesto anteriormente denota una mayor crisis humanitaria, desde el punto de hacinamiento que cualquier otro problema de solvencia ocupacional, comparando las estadísticas de la migración legal; es decir, las naciones más desarrolladas de la tierra deben poner el foco de atención en la asistencia de los demandantes a ingresar “sin ningún tipo de documento” a sus territorios, más que la preocupación de aquellos que han entrado con una oferta laboral concretada.

En casi todos los países “potencia” a escala global exigen que cualquier candidato profesional que desee establecerse en su suelo, tenga antes de su arribo un contrato empresarial que justifique su residencia, por ello, en esta clasificación es válido entender que los gobiernos realizan estas fases para determinar estadísticamente la viabilidad de la petición de la persona foránea, y queda a su potestad aceptarla o no, siempre verificando que no esté perjudicándole el puesto a un connacional.

Leer: ¿Cómo apoyar a tu hijo cuando es “el nuevo de la clase” en otro país?

¿De verdad los inmigrantes "roban el trabajo" a los nacionales del país al que llegan?

En este sentido, expertos en inmigración señalan que determinar que hay un peligro “real” sobre el tema laboral en cuanto a la emigración establecida es falso, pues, al final es el sistema interno de cada país el que ajusta su infraestructura.

Leer: Mudarse a Nueva York y no morir en el intento

La inmigración ilegal es otro tema

Puede significar en muchos casos, en este aspecto específico, que la mano de obra extranjera incida negativamente en alguna baja “poco representativa” a escala macro en el porcentaje de puestos de trabajo a un ciudadano nativo de alguna república estimada como receptora de inmigrantes indocumentados, pero sólo si hablamos de labores no listadas como profesionales, es decir, trabajos de servicios y producción manufacturera. El hecho que los inmigrantes no cuenten con un marco regulatorio los excluye de cualquier derecho nacional, por eso su capacidad “obrera” será cancelada a menor costo que otra persona que le sea garantizada todas las coberturas de los empleos formales. Sobre esto se ha abierto un debate en países como: Panamá, donde se ha denunciado que las personas que llegan, en gran escala de Centro y Sudamérica, ofertan sus capacidades a menor valor que un panameño, y ello incide en la baja contratación formal. Por otro lado, el precandidato presidencial de EEUU, Donald Trump, ha asegurado durante su campaña, que al menos 2 millones de norteamericanos se han visto afectados por la inmigración ilegal en ese país en cuanto a ofertas de empleo.

¿De verdad los inmigrantes "roban el trabajo" a los nacionales del país al que llegan?

Un escenario nuevo

Un caso a analizar de manera detallada es el tema Venezuela, un país golpeado por la alta inflación, con un control cambiario que ha relegado a su moneda local (el Bolívar) a tener menos valor que el papel donde se imprime, ha llevado a que empresas extranjeras vean en ese país la posibilidad de contratar mano de obra calificada para atender nichos de alta demanda a un costo mucho menor a lo que podrían gastar donde se encuentren ubicados físicamente, por la distorsión del precio del dólar. Un hecho que puede escandalizar a cualquier persona por ser tan bajo lo que se paga, pero que a la vez beneficia al venezolano contratado al hacer el cambio a Bolívares. Este aspecto ha de influir –posiblemente- en la reducción de puestos de trabajo en eso lugares donde operen las empresas que entran en este sistema. Sin embargo, no es un porcentaje que haga tambalear a una economía medianamente sana.

Tu opinión es importante

Obviamente se trata de un tema sensible y nos gustaría conocer tu experiencia o tu opinión; por lo que te invitamos a dejarnos tus comentarios.

Redacción LeaNoticias.com

Contenido Relacionado