Javier Fuentes, un político de trincheras para frenar a Podemos

Javier Fuentes Merino, director general del Grupo Venta Proactiva, es el candidato por el partido Libertario a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Reconocido en el sector empresarial, Fuentes se suma a la política para evitar que “entre el chavismo a España”. Un objetivo que persigue fielmente por conocer, personalmente, la situación que atraviesa el país caribeño y los devastadores efectos del ‘socialismo del Siglo XXI’. El corresponsal en Madrid de Informe21, José A. Puglisi, ha conversado con el candidato para conocer qué planes propone el partido Libertario para la Comunidad de Madrid y para los venezolanos que residen en ella.

javier fuentes

El candidato por el partido Libertario a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Javier Fuentes Merino, ha ido a la guerra política. Armados con argumentos y forjado por tropas libertarias, el reconocido empresario y director general del Grupo Venta Proactiva decidió estar “en esa trinchera democrática que impida la llegada de una dictadura” a España, de la mano del chavismo. Para él, cualquier voto que logren quitarle a Podemos será un triunfo para el bienestar de la nación ibérica.

La convicción de Fuentes radica en su conocimiento personal de la situación de Venezuela, ya que, además de estar casado con una venezolana, cuenta con familiares y amigos que han padecido secuestros, expropiaciones y otros atropellos que, actualmente, son comunes en el país y que no distinguen entre estratos sociales o preferencias políticas. De ahí nace su dedicación, esa que le permite prometer que, “aunque desaparezca Podemos de España, yo seguiré defendiendo la libertad en esa tierra de oportunidades llamada Venezuela”.

Su compromiso con la libertad en Venezuela ha llevado a que cuente con tres iniciativas en su precampaña relacionadas con esta comunidad en Madrid, como intentar destinar parte de “los recursos de cooperación extranjera para ayudar a los venezolanos abandonados por su propio gobierno en España”, así como reunirse con el embajador Mario Isea o celebrar un debate en las instalaciones de la Universidad Complutense de Madrid (uno de los núcleos más duros de Podemos en Madrid) sobre las diferencias de la democracia libertaria y el modelo chavista.

¿Por qué decide dar el salto del mundo empresarial al político?

Porque era el momento de poner barreras en la política para evitar que entre el chavismo a España. Quiero estar en esa trinchera democrática que impida la llegada de una dictadura, ya que, una vez implementada, sólo puede ser sacada con las armas. Este es un riesgo real que estamos viviendo en España por la intensión del voto castigo al bipartidismo, así como por el peligroso consumo informativo a corto plazo de la sociedad española.

No queremos, como hizo la población venezolana, adaptarnos a las condiciones que impuso un gobierno y que les hizo moldearse, hasta verse sometidos a las situaciones actuales, en las que siquiera las manifestaciones estudiantiles han generado un resultado visible.

Actualmente, tanto el sector empresarial como político es mirado con recelo por una parte de la población, usted que está en ambos bandos, ¿qué le diría a este grupo de españoles?

Algunos creen que buscamos crear un gobierno para las empresas o que queremos gestionar al país como a una compañía. Están equivocados. Sólo está previsto implementar algunas técnicas empresariales en aquellas áreas que sean necesarias para garantizar, como principal objetivo, el beneficio de los ciudadanos.

Como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, ¿cuáles son las principales cinco acciones que proponer realizar en la Comunidad?

Para comenzar, reduciremos y eliminaremos todos los impuestos que sean posibles, la idea es que el ciudadano cuente con poder adquisitivo; lucharemos para que Madrid tenga lo que se merece, por lo que regularemos las cantidades de la solidaridad interterritorial; entrega de cheques sanitario o escolar, para que cada familia pueda verse beneficiado de escuelas y clínicas más próximas a sus hogares; reducción del tamaño de la administración pública; y privatizar, lo que no quiere decir que quitaremos servicios públicos, sino que, así como los taxis, serán gestionados por autónomos o privados.

El objetivo es devolver al ciudadano el poder, alejándonos de la idea del Gran Hermano. Es curioso ver cómo los comunistas presumen de ser ateos, pero luego intentan que se adore al dios Estado.

Durante los últimos años, Madrid se ha convertido en la segunda ciudad con mayor número de emigrantes en el exterior, ¿cuál es su valoración de esta comunidad?

La comunidad venezolana en España es más activa que la radicada en su propio país. Creo que la causa puede estar en que, en el exterior, observan que hay otros modelos posibles y otra forma de vivir, así que buscan implementarlo a su propia nación. Aunque aún falta un poco de orden entre ellos y consolidar una estructura más sólida, están rompiendo con ese intento del gobierno de Venezuela de consolidarse, a través de generaciones, como el único modelo político viable.

Los venezolanos deben tener cuidado en pensar que, por el reciente desinfle de Podemos en las encuestas, el peligro ha pasado. Siempre puede haber un cambio de tendencia o nacer un partido que tome el relevo con más fuerza. Es evidente que hay intereses en implementar el comunismo en Europa, la cuna de la civilización. De ahí, la importancia de que levantemos barreras políticas para cuidar el futuro de nuestros hijos y nietos.

¿Tienes previstas algunas actividades con la comunidad venezolana en Madrid?

Sí, tenemos un eje con tres principales puntos. El primero, exigir que se derive parte de los recursos de cooperación extranjera para ayudar a venezolanos abandonados por su propio gobierno en España, no otorgando documentación o negándole el libre acceso a las divisas. Creemos que se trata de un intento de marginalizar a sus ciudadanos en Europa, saboteando el sistema y obligándoles a permanecer ilegales o buscando dinero de formas extremas para sobrevivir, lo que fomentaría el prejuicio de criminalidad o ilegalidad en relación con los latinoamericanos.

El segundo punto será celebrar una reunión con el embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, a quien llevaremos una carta realizándole una serie de peticiones, juntos a los representantes de los estudiantes venezolanos en Madrid y del MEVA (Movimiento Español Venezolano Antipodemos). En caso de no ser recibidos, quedará constancia de la poca capacidad de diálogo del gobierno de Venezuela.

Finalmente, organizaremos un debate en la Universidad Complutense de Madrid, en donde analizaremos las diferencias entre una democracia liberal y un sistema chavista. La única duda es que, al ser una universidad tan vinculada con Podemos, si nos permitirán hablar y si se atreverán a debatir sus ideas. Nosotros estamos seguros, porque tenemos la verdad y la ética de nuestro lado.

Algunos pensarán que sólo lo hacen para ganar votos…

Así como critiqué la flexibilidad de los venezolanos a los abusos de gobierno, también hay que criticar el egoísmo español, ya que no hemos hecho nada por ayudar a Venezuela hasta que vimos que ese fenómeno llegaba hasta nosotros. Nos habíamos olvidado de la tierra en la que hay tanta historia y familias españolas.

Yo no hablo desde el interés, sino desde un apoyo personal, ya que mi familia y amigos que están en Venezuela han padecido los mismos males que el resto de la población. Por eso, aunque desaparezca Podemos de España, yo seguiré defendiendo la libertad en esa tierra de oportunidades llamada Venezuela.

¿Qué opina de las acusaciones realizadas por Nicolás Maduro en que Madrid forma parte del “eje del mal” que atenta contra la estabilidad del gobierno de Venezuela?

De eje del mal, nada. Las personas no se reúnen en Madrid, Bogotá y Miami para conspirar en contra del gobierno de Venezuela, sino que es el propio régimen chavista el que, a través de su política, les obliga a salir del país. Es normal que, aquellos que han tenido que salir casi obligados de su patria, sientan la necesidad de defenderse.

Usted conoce la situación venezolana de primera mano, ¿qué recuerdo positivo y negativo tiene del país?

El peor recuerdo relacionado con Venezuela ha sido cada secuestro a familiares y amigos que tengo en el país, pasando desde horas hasta meses de angustias. Es impresionante cómo al pasar dos horas sin saber de alguien por WhatsApp pueda significar que está secuestrado.

El positivo, sin duda, es esa capacidad que tiene el venezolano para solidarizarse con todos y ofrecer su ayuda desinteresadamente. Creo que, en la naturaleza de ese espíritu solidario, es donde está la salida para Venezuela.

Venezuela está atravesando una de sus peores crisis económicas y sociales, ¿qué medidas recomendaría implementar en el país desde un punto de vista Libertario?

La libertad cambiaria y dejar de penalizar a los productores del país. Creo que, con tan solo estas dos medidas, el país pasaría de una economía de edad de piedra a una medieval.

¿Afirmaría, por lo tanto, que las recomendaciones en materia económica realizada por la Fundación CEPS fueron erradas?

(Risas)… de manual. No conozco ninguna facultad de economía de todo el mundo que sea capaz de recomendar las medidas económicas implementadas en Venezuela. ¿A quién se le ocurre dejar a su sistema productivo y a la población sin la capacidad de acceder a divisas?

¿Qué opinión tiene de la relación que existe entre el gobierno de Venezuela con el partido Podemos?

Es, evidentemente, una relación directa que, a pesar de que no sabemos si nació primero en Caracas o en Madrid, se retribuyen mutuamente.

¿Y sobre la dimisión de Juan Carlos Monedero?

Es una demostración de lo que son las prácticas de la mafia. Podemos ha buscado crear un rival interno con el objetivo de fomentar la unión entre sus seguidores.

Fuego cruzado

Si pudiese escoger a cualquier persona para hacerle un monumento en Madrid, ¿a quién sería?

Winston Churchill

El lugar de Madrid en el que más disfruta estar

El Santiago Bernabéu

Un consejo a la comunidad venezolana radicada en la capital española

Busquen la unión y no asuma cada uno esta guerra por su cuenta.

Fuente: [informe21.com]

Contenido Relacionado