Julio "Coco" no se la caló y así respondió a los oficialistas - LeaNoticias.com

Julio “Coco” no se la caló y así respondió a los oficialistas

El activista político de Izquierda, Julio Jiménez, mejor conocido como Julio “Coco”, según reza su biografía en Twitter “Disidente del régimen de Nicolas Maduro”, respondió a las críticas que recibió en el portal oficialista de “La Iguana TV”, donde apareció un artículo sin firma que intentó desacreditarlo.

julio coco

Este seria el artículo que aparece en el portal La Iguana Tv , supuestamente escrito por el filósofo Miguel Pérez Pirela, titulado “La verdad que esconde la oposición de Julio ‘Coco’ y Yeiker Guerra ‘El chamo de Petare’ ”

Esto dicen los fragmentos referidos a Jiménez:

“(…) Estamos hablando de una corriente (el antichavismo) que en su desesperación por dar con un vocero que apoye a los empresarios pero que parezca populachero, ha llegado a apostarle a fichas como Manuel Rosales y El Conde del Guácharo, sin contar con los innumerables fenómenos regionales y locales registrados en todo el país.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Para conseguirlo (o para intentarlo) los propagandistas del agite sifrino han buscado personas que se amolden a lo que es su opuesto exacto, cosa que parece fácil a la hora de echar mano de los clichés racistas y clasistas más comunes: se busca muchacho joven, negro, pobre y sin militancia partidista para usarlo como imagen del “venezolano de a pie” que detesta al chavismo (es decir, al proyecto que nos dio poder y justicia a los pobres, negros, jóvenes y sin militancia).

La estrategia ha conseguido engañar a cierto público extranjero, pero aquí dentro del país ha fracasado y seguirá fracasando, porque usted no puede hablar como un idiota de Caurimare o Macaracuay y pretender que le crean que habla en nombre de la gente de Catia o La Vega.

Cuando aquel muchacho llamado Yeiker Guerra, “El chamo de Petare”, habló en CNN, hubo orgasmos entre el sifrinaje: por fin alguien que ellos odian naturalmente, por su color de piel y por vivir donde dice que vive, se declaraba antichavista y reclamaba el derrocamiento de Nicolás Maduro. Unas pocas horas bastaron para que la payasada se desmoronara: el Yeiker es en realidad dirigente de Primero Justicia y además dirige las finanzas del partido, cosa que explica en buena parte el montón de gráficas en las que aparece paseando su natural burgués por París y otras ciudades de Europa.

El otro intento mediático pareció siempre más underground, más chabacano, menos elaborado: el señor Julio “Coco” echó mano de su canal de youtube para difundir unos mensajes de tanto patetismo que en pocos días se convirtió en curiosidad internetera: se trataba de otro hombre negro, con un verbo lo suficientemente silvestre como para que el sifrinaje lo considerara “otro joven del pueblo” que salía a maullar su antichavismo, no porque se lo ordenaran sino porque le salía espontáneamente hacerlo.

De internet saltó a CNN, por supuesto; ante el violento desinfle de Yeiker había que buscar urgentemente otro negro y este Julio “Coco” calificaba, prometía, lloraba, hacía bulla, era de La Pastora: convencía. Hasta que SE LE SALIÓ lo que algún día tenía que salírsele: el presunto muchacho del pueblo sin militancia partidista ha resultado ser una pieza de Bandera Roja, el partido más traidor a las causas populares de la historia de Venezuela.

Aquí, mansamente y sin que lo puyaran mucho, soltó prenda.

Lo dicho: ni manipulando o deformando identidades logran hacer creíble la fábula del escuálido de barrio que al abrir la boca parezca coherente. Es decir: que traicione a la causa de los pobres desde su condición de pobre. Seguramente lo seguirán intentando”.

La respuesta de Julio “Coco”

En respuesta al artículo, Jiménez dedicó una extensa respuesta publicada en los comentarios del mismo artículo, así como en su página de Facebook:

1.- No es ningún secreto de estado que milité en Bandera Roja por muchos años, me fui del partido el año pasado, creo el “tubazo” se les cae por su propio peso.

2.- Considero que con la redacción de ese escrito se les cae la máscara y se revelan como lo que son: fascistas racistas incapaces de aceptar que el fenotipo que ustedes dicen representar no los apoya y que podemos ser y tener voceros y dirigentes propios que no nos ajustamos al cliché encasillador que ustedes a punta de propaganda fascita han creado para descalificar al opositor promedio.

3.- No soy un muchacho, soy un hombre, y como tal me comporto; cosa que es difícil de entender para ustedes porque pretenden vender la tesis de que todo aquel que tenga ideas, posiciones y acciones autónomas está comprado y manipulado, pero…. ¡NO! Desde hace muchos años tengo mis ideas políticas claras y mis convicciones en ejecución activa, y no va a ser la propaganda fascista de la dictadura posmoderna la que me silencie con un chantaje discusivo.

4.- Si no lee esto, díganle al enchufado jefe de este negocio propagandístico de la dictadura que es La Iguana TV que podemos debatir cuando quiera, hasta donde sé él sí es un producto prefabricado que jamás ha estado en las luchas estudiantiles ni populares, y que se hizo un nombre en base a la macoya; no en base a luchas en espacios concretos.

5.- Voy a hacer un crucigrama para dedicárselo a los expertos analistas herederos de Dana Scully y Fox Mulder que trabajan en su equipo para que sigan justificando el jugoso sueldo que detentan del dinero de los venezolanos mientras se muere la gente por falta de quimioterapia. Disculpen… Sé que a ustedes les importa un pepino que mueran venezolanos mientras tengan su parte del botín asegurada.

7.- Muchas gracias por la publicidad, ahora mucha gente afín que no me conocía me conocerá #GrasiaPerePireliaTQM

Para ver más declaraciones, visita Julio Jiménez “Coco”

[Fuente: informe21.com]

Contenido Relacionado