La atropellan y luego la entierran viva - LeaNoticias.com

La atropellan y luego la entierran viva

Según informa el periódico China Daily, una pareja joven ha sido arrestada por atropellar a una mujer de 68 años y, en lugar de socorrerla, enterrarla viva para que no los denuncie porque estaban conduciendo borrachos.

Muerto-por-atropello-02-04-2011-22
Los detenidos, un varón y un mujer de 25 años, se habían pasado toda la noche bebiendo en un karaoke y, cuando regresaban de juerga a primera hora de la mañana, arrollaron a la anciana, apellidada Fang y natural de la provincia de Anhui. "Un testigo dijo que oyó llorar a alguien y vio a una mujer mayor tirada en el suelo cerca de un Volkswagen Santana. Un hombre y una mujer salieron del coche y la metieron dentro, diciendo que iban a llevarla a un hospital", explicó al China Daily un agente de la brigada de investigación criminal de Yuyao, la localidad de la industrializada provincia costera de Zhejiang donde ocurrió el accidente.
El pasado 1 de mayo, los trabajadores de una obra llamaron a la Policía para avisar de que un Santana negro, sin matrícula pero con una fractura en el parabrisas, había sido abandonado en un descampado. Al día siguiente, los mismos obreros encontraron el cadáver de una mujer enterrado en el barro a unos 300 metros de donde hallaron el vehículo. El golpe en el parabrisas y un reguero de sangre en el asiento trasero del coche, así como las marcas que presentaba el cuerpo, permitieron a los forenses determinar que el atropello había ocurrido durante la mañana del 30 de abril.
Sobrecogidos, descubrieron que la anciana había sido enterrada con vida porque tenía restos de tierra en sus pulmones. Junto al impacto en la cabeza que sufrió, la asfixia era la causa de la muerte. La Policía sospecha que los jóvenes, asustados al comprobar que la mujer agonizaba, decidieron ocultar el cadáver para evitar una condena por provocar un accidente en estado de embriaguez. Ahora, pueden ser acusados de homicidio intencionado. Ambos fueron detenidos el pasado 9 de mayo en la ciudad de Liupanshui, en la sureña provincia de Guizhou, y se enfrentan no sólo a un juicio en los tribunales, sino también a la condena unánime de la opinión pública.

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics