"La humildad… ¿Conoces ese valor?" por @Liamir - LeaNoticias.com

“La humildad… ¿Conoces ese valor?” por @Liamir

En el sentido más sencillo, la biblioteca web Wikipedia define a la persona humilde como “persona modesta”. El diccionario de la Lengua de editorial Espasa, dice que la humildad es la “actitud de la persona que no presume de sus logros, reconoce sus fracasos y debilidades, y actúa sin orgullo”.

Dando continuidad al tema de los valores humanos, la humildad es uno que raramente apreciamos. Y, aunque parezca mentira, puedo comprender su escasez porque vivimos en un mundo extremadamente competitivo, pero lamentablemente esa “competencia” se inclina hacia los asuntos más básicos e irrelevantes en una sociedad que debería estar preocupada por deslastrarse de la contaminación inmoral.

Parece que estamos viviendo un retroceso de valores. Mientras más tiempo pasa, más vanidosa y frívola se vuelve la sociedad. Estamos sobreponiendo los logros materiales a los logros emocionales, espirituales y humanos, algo sumamente lamentable.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Y es que cómo pretender ser humildes cuando desde pequeños se nos enseña a sentirnos “exageradamente orgullosos” de los logros materiales: de la camioneta, de la quinta en la urbanización más lujosa, de los pechos nuevos, de la ropa traída de Nueva York, etc. No digo que sea malo estar orgullosos de ese tipo de logros, lo negativo es ponerlos por encima de los que quizá ya no se ven.

¿Saben a cuáles me refiero? Sí, a los espirituales, esos que nos instan a ser mejores personas, a pensar en los demás a la par que en nosotros mismos, a no presumir, a considerar el esfuerzo ajeno, a asumir que no somos perfectos, a colocar en primer lugar la calidad del tiempo que pasamos junto a nuestros seres queridos, a obtener lo justo y necesario, y entender que el resto es “lujo” y si llega bien, pero si no llega es porque no hacía falta.

Retomando el concepto del valor de la humildad, el diccionario de la Real Academia Española lo define como “Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades, y en obrar de acuerdo con este conocimiento”.

Según esa definición me hago una pregunta: ¿Conocemos el valor de la humildad? …Seguro responderemos que sí, pero es una respuesta guiada por el impulso. La realidad es que estamos sumergidos en la competencia insana que nos lleva constantemente a saludarnos de frente con la antítesis de la humildad: el orgullo, la vanidad.

No crean que estoy invitando a quedarnos callados al punto de sentir hasta “vergüenza” por nuestros logros, ¡no!, nada más distante de eso. La invitación es a ser prudentes, sencillos, discretos, a no andar vociferando cada cosa que hagamos que nos ubique “por encima” (creemos) de los demás, la invitación es a ser humildes.

Debemos aprender a valorarnos a nosotros mismos, asumiendo nuestra naturaleza física, nuestras limitaciones, nuestra condición de humano igual que otros, nuestras debilidades, y a no sentirnos mal por tenerlas o porque se noten. En realidad todos las tenemos. Todos somos blancos de la imperfección y por ello la humildad debería ser parte de nuestra actitud constante de cara a la vida, a los demás y a nosotros mismo.

Vivir en humildad es sentirte libre, conforme y feliz contigo y con las cosas sencillas que te ofrece la vida.

Por Liamir Aristimuño / @Liamir

Contenido Relacionado

Related Topics