La tragedia detrás de la canción más plagiada del mundo - LeaNoticias.com

La tragedia detrás de la canción más plagiada del mundo

Bonet de San Pedro fue un músico español, que desde la década de los 40 estuvo involucrado en las orquestas, donde participó como cantante, compositor, autor y hasta arreglista de música.

image

A pesar de que innumerables de sus piezas, entre las que resaltan: “Yo le cuento a las estrellas”, “Bajo el cielo de Palma”, “Carita de Ángel” o “A la pálida luz de la luna”, se habían caracterizado por tener mensajes en contra del gobierno español, que en aquel tiempo estaba bajo la dictadura de Francisco Franco (la cual duró de 1939 a 1975); su canción titulada ‘Raska-yú’, fue censurada.

En aquella época, la melodía, que aborda el tema de necrofilia, causó gran revuelo en dicho país, porque se creía hacia referencia al Generalísimo en el coro que dice: “Raska-yú, cuando mueras, ¿qué serás tú? Raska-yú, cuando mueras, ¿qué serás tú? Tú serás un cadáver nada más. Raska-yú, cuando mueras, ¿qué serás tú?”. Mismo que también echaba por tierra la teoría de que Franco era inmortal. Como lo menciona El País.

No obstante, ‘Raska-yú’ se convirtió en un tema muy popular en la población española, que hasta era utilizado en el Día de los Difuntos. Pero, su verdadero origen revela una historia verídica un tanto escalofriante. Así lo publica El País.

Al hacer una investigación sobre el verdadero origen de ‘Raska-yú’, se llegó a una caricatura del famoso dibujo animado “Betty Boop”, de 1932, cuyo tema de fondo tiene la misma tonada que la canción española y además, el nombre no es tan diferente: I’ll Be Glad When You’re Dead, Rascal You, por lo que crea la duda sobre si Bonet hizo plagio.

Además, en este cortometraje, se puede ver a Louis Amstrong, cantante estadounidense de jazz, mismo que interpreta la canción mencionada.

Pero, ahondando más sobre la procedencia de “Raska-yú”, se llegó hasta la isla de Cuba, donde el bolero llamado “Boda Negra”, del maestro Alberto Villalón, es sin duda, una versión demasiado parecida del tema de Bonet, hablando principalmente de la letra.

Pero aquí no termina la investigación, ya que el bolero “Boda Negra” fue una adaptación que hizo Villalón de un poema del escritor colombiano Julio Flórez, que lleva el mismo título; aunque se dice que dicho escrito tiene sus raíces en el siglo XIX, y que el verdadero autor fue el sacerdote venezolano Carlos Borges, el cual lo nombró “Boda Macabra”, y está basado un hecho real.

Se cuenta que a finales del siglo XIX, en La Habana, Cuba, un joven aspirante a poeta y colaborador en la prensa, de nombre Francisco Caamaño de Cárdenas, vivió la peor de las tristezas al ver morir a su prometida, de apenas 18 años de edad, debido a tuberculosis. Francisco cumplió la última voluntad de su amada, quien fue sepultada vestida de novia y cubierta con flores blancas en el llamado “tramo de los pobres” de la Necrópolis de Colón.

Debido a sus escasos recursos, no pudo pagar las tarifas funerarias, por los que los restos de la joven fueron extraídos a los tres años; pero Francisco hizo todo lo posible porque los despojos de su amada le fueran entregados, sin embargo, debido a que había muerto por una enfermedad infecciosa, esto no podía ser, así que el joven tuvo que sobornar para que éstos le fueran entregados.

clip_image001

El objetivo de Francisco era que al momento de su muerte, los restos de su amada fueran enterrados con él y así por fin estar juntos; pero mientras llegaba ese momento, él los guardó con suma devoción en su casa.

Al no comprender su amor, los habitantes del lugar comenzaron a correr rumores de su pasión necrófila y el temor por un posible brote de tuberculosis, por lo que Francisco decidió marcharse.

Años después, Francisco regresó a La Habana, y su amigo Guillermo Muñiz, quien era el dueño de la barbería del barrio, le confesó que él le había narrado su historia a Julio Flórez, quien escribió el poema “Boda Negra”, mismo que ya había sido musicalizado por Alberto Villalón y que artistas como Julio Jaramillo, Ana Gabriel, el Trío Los Condes, Óscar Chávez y Lydia Mendoza, hicieron famoso.

¿Simples coincidencias o una cadena de homenajes o plagios? La verdad es que la canción “Raska-yú”, encierra grandes enigmas que sólo sus creadores conocieron, mismos que decidieron hacer de esta leyenda un suceso que trascendiera países, idiomas y tiempos.

Contenido Relacionado

Related Topics