Lo que nadie te dice cuando te vas a vivir a otro país

Manon De Heus es una experimentada bloguera del portal Elite Daily quien ha resumido en un post los cinco efectos depresivos que nadie te dice sobre irse a vivir a otro país.

Lo que nadie te dice cuando te vas a vivir a otro país

Puede que se trate de un nuevo trabajo, de una temporada larga o simplemente de intentar buscar suerte en nuevas fronteras… Manon, quien ha vivido a lo largo de 10 años en cinco países diferentes, asegura que hay efectos colaterales especialmente en tus emociones, que nadie se atreve a comentarte.

Luego de los sueños por un mejor futuro, Manon asegura que nadie te preparó lo suficiente para asumir la soledad y el hecho de vivir día a día en un lugar, en especial cuando lo has visitado como turista.

Ya nada será igual. Aquí los efectos colaterales de tu partida según la bloguera de Elite Daily:

Tus familiares y amigos se verán afectados

Según Manon, no importa cuánto trates de endulzarlo, la partida siempre suele ser un acto muy personal (muchos lo llaman egoísta) en el que tú decides emprender un nuevo camino, comenzar a escribir una historia propia y alejarte de tus conocidos, para comenzar nuevas relaciones.

Esto se traduce en un luto para familiares y amigos. Lo más seguro es que todos comiencen a darte su apoyo incondicional, pero una vez que llegues a tu destino te darás cuenta de que estuviste todos los meses previos pensando en tu gran aventura, sin reparar en lo que significó para ellos tu partida.

La culpa y la soledad

Dicho lo anterior, comenzarás a pensar en cuánto tiempo y charlas (casi que atención psicológica) te dedicaron tus padres y amigos más cercanos para ayudarte en esta transición. Lo más probable es que quieras recompensarlos de alguna manera y ahí debes recordar que la tecnología es tu gran aliado.

Llamadas por Skype, gestos simples como fotos en Facebook, notas o e-mails, pueden demostrar cuánto te preocupan y cuánto siguen formando parte ellos de tu nueva vida. Este sentimiento de culpa se hace más fuerte cuando comienzas a padecer (también gracias a la tecnología) cuando te pierdes bautizos, bodas, cumpleaños, graduaciones sin poder hacer mucho para estar ahí físicamente.

¡Necesitamos que inventen la teletransportación pronto!

No encajarás ni en un lado ni en el otro

Si te vas de un país por largo tiempo te darás cuenta de que tus palabras pueden comenzar a cambiar, nuevos modismos, formas de pensar. Luego de unos años al volver a tu lugar de origen, te sentirás en un limbo en el que todavía no eres parte del lugar en el que decidiste sentar raíces, pero ya tus paisanos comienzan a ver cambios en tu estilo de vida y te lo hacen saber.

En definitiva, cada quien debe identificarse con lo que siente dentro y nadie es quien para juzgar tus decisiones, recuerda que la globalización nos pone cada día más cerca de otras realidades.

Fuente: [erikatipoweb.com]

Contenido Relacionado

Related Topics