Los dispositivos de monitoreo de la salud son moda y están de moda. ¿Para qué sirven?

Las tecnologías personales para el monitoreo de la salud proveen información de signos vitales y fisiológicos en tiempo real, con información tomada por telemetría para vigilancia, grabación y transmisión de análisis detallados.

Estos dispositivos son de gran interés en las especialidades clínicas que tratan con adultos mayores ya que las tecnología de monitoreo de la salud podrían llegar a ser una pieza angular a la hora de proveer salud a los grupos de la población en edades avanzadas.

smartwatch monitor salud

Estos nuevos sistemas resultan no invasivos y proveen información fisiológica continua, además pueden reducir los costos en salud al facilitar la prevención de enfermedades y mejorar la calidad de vida en casos de personas con enfermedades crónicas.

Se han dado grandes saltos en el desarrollo de tecnologías portables para el monitoreo de la salud. Estos sistemas, desarrollados en diversos centros de investigación y universidades del globo, son capaces de adquirir parámetros biológicos del metabolismo del envejecimiento para la detección temprana de enfermedades de diversos tipos:

A través de la temperatura corporal se detectan disfunciones inmunitarias y enfermedades infecciosas.
Parámetros cardíacos y presión sanguínea son usados para detectar hipertensión, enfermedades cardíacas y accidentes vasculares.
Patrones cardio-respiratorios sirven para evaluar la salud cardiovascular y pulmonar.
Tests de azúcar en sangre y hemoglobina glicosilada se usan para detectar síndromes metabólicos, síntomas de pre-diabetes y diabetes.
Los electrocardiogramas se incorporan en dispositivos para evaluar la respuesta neurológica al estrés.
Electroencefalogramas has sido incorporados en algunos aparatos para medir variables biológicas y fisiológicas en el cerebro.
Sensores del aceleramiento sirven a los científicos para detectar la calidad y los desórdenes del sueño.

Como detalla el Dr. Bonato, de la Escuela de Medicina de Harvard, “las aplicaciones potenciales de estas tecnologías incluyen el diagnóstico temprano de enfermedades tales como fallas cardíacas, diabetes, enfermedades neurodegenerativas (como el Parkinson o el Alzheimer) y la posibilidad de responder rápidamente a situaciones de emergencia tales como convulsiones en pacientes de epilepsia y accidentes cardíacos en sujetos monitoreados por problemas cardiovasculares”.

Además el especialista señaló que “los sensores y sistemas portátiles desarrollados en la última década han provisto herramientas para finalmente implementar y desarrollar tecnologías para el monitoreo en casa de los pacientes”.

Fuente [Salud.com.ar]

Contenido Relacionado