Mascarillas naturales imprescindibles para mantener un rostro joven

El aguacate y la zanahoria son algunos de los alimentos que podemos usar como mascarillas que mantendrán nuestra piel joven

Mascarillas naturales imprescindibles para mantener un rostro joven

Cuidar de nuestra salud es una de las cosas más importantes que debemos tomar en cuenta para nuestro bienestar. En este ámbito también es necesario resaltar el aspecto físico, ya que esto dice mucho de si somos o no personas saludables.

El rostro es nuestra ventana al mundo y nuestra primera carta de presentación ante los que nos rodean; por esto es importante tener una cara lozana y joven. Actualmente existen miles de mascarillas que puedes aplicarte, pero el efecto de cada una depende del tipo de piel que poseas. A continuación, les presentamos algunos tips y mascarillas que te permitirán lucir un rostro rejuvenecido:

Aguacate: este alimento tiene grandes cantidades de aceite por lo que es un hidratante para la piel por excelencia. Para un efecto mayor, elige un aguacate que esté lo suficientemente maduro y coloca la fruta al sol por unos días. Luego acompáñalo con unas gotas de aceite de oliva y aplícalo en tu rostro. Deja reposar por unos minutos y remueve con agua fría. Esta mascarilla debe ser usada por personas de piel seca.

Zanahoria: es recomendada para las personas que se exponen al sol con frecuencia, por su alto contenido de beta caroteno. Para un efecto mayor pasar el jugo de la zanahoria por un filtro solar y colocarlo, tanto en la cara, como en el resto del cuerpo antes de tomar sol.

Tonos azules: esta es una mascarilla preparada con algas azules (espirulina) que le brinda elasticidad a la piel; por esto es recomendada para los rostros que desean recuperar juventud. Para prepararla mezcla tres cucharadas de espirulina en polvo con abundante agua o, si posees el producto de algas en gel, solo dos cucharadas. Luego aplícalo sobre el rostro y cuello, masajea suavemente por 3 minutos y deja reposar por 3 más. Retira la mascarilla con agua fría.

Dulce como miel: es recomendada para reducir las líneas de expresión. Igualmente ayuda a refrescar y suavizar la piel, así como a combatir las infecciones. Para prepararla mezcla 3 cucharadas soperas de miel, 3 gotas de limón, una cucharadita de jalea real y 3 cucharadas de yogurt natural. Aplica la mascarilla en el rostro y cuello dando pequeños golpes con las yemas de los dedos y deja reposar por 20 minutos. Luego lava la cara con agua potable.

Algo de amarillo: este tratamiento es indicado para todo tipo de piel, ya que ayuda a suavizarla y refrescarla sin importar si es grasa o seca. Mezcla un cambur maduro y un pedazo de lechoza, luego aplica en el rostro y deja actuar por 15 minutos. Retírala con agua fría.

El acné es otro de los problemas más comunes que suele presentar nuestra piel. Para combatirlo te recomendamos estas dos mascarillas:

  • Arcilla: toma una cantidad de arcilla o barro y mézclala con suficiente agua que te permita armar una pasta. Aplica esa mascarilla sobre tu rostro y cuello y deja actuar por 10 o 15 minutos. Enjuaga con agua fría.
  • Toma una clara de huevo y mézclalo con jugo de limón. Aplica la mascarilla con una brocha sobre el rostro y deja reposar.

Somos LeaNoticias.com

Contenido Relacionado