Nuestra Óptica: "Dialogar con represión es traición", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra Óptica: “Dialogar con represión es traición”, por @lodicetodo

Geronimo-FigueroaMientras el gobierno de Nicolás Maduro siga reprimiendo y violando los derechos humanos de los estudiantes venezolanos y siga encarcelando a todo aquel que proteste contra la inseguridad, la escasez de alimentos y el alto costo de la vida, en Venezuela no podrá haber un dialogo sincero que permita ponerle fin a la crisis para que se consiga la gobernabilidad que tanto desea la mayoría de los venezolanos. Cualquier reunión que se produzca entre algún sector político o personalidad individual que se reúna con el gobierno de Maduro, sin el consenso del resto de los sectores democráticos, deben ser considerados como traidores a la causa y a la patria.

Para nadie es un secreto que el régimen de Maduro al convocar el dialogo por la paz, lo que busca es una fotografía en panorámica para que los periodistas extranjeros asalariados por el gobierno madurista, la pongan a recorrer el mundo diciendo que en el país no está pasando nada y que las protestas la están realizando un grupito de la derecha venezolana terrorista y fascistas traidores a la patria, apoyados por el imperio norteamericano.

Para que haya un verdadero dialogo, el régimen de Maduro debe dar muestras de querer buscar entendimientos, y lo primero que debe hacer es poner en libertad a todos los presos políticos, incluyendo a Simonovis que muere lentamente en un calabozo de tres por tres, sin asistencia médica, permitir el regreso de los exiliados y dejar de reprimir a los estudiantes. Cuando eso ocurra, sin ninguna duda los sectores democráticos agrupados en la MUD, los verdaderos estudiantes universitarios, los gremios profesionales, las ONG, y el resto de la sociedad civil organizada y no organizada, buscarán un puesto para sentarse en la mesa de diálogo y contribuir a solucionar los problemas para conseguir la paz. No hay otro camino.

Cómo puede un gobierno hablar de dialogo, cuando acusa de terrorista a el Alcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos y al mismo tiempo es secuestrado por el Sebin sin ninguna orden judicial. O como a través del Tribunal Supremo de Justicia, se enjuicia a Enzo Sacarano, alcalde de San Diego con 10 meses de prisión en los calabozos del Sebin y se amenaza con la misma medida al resto de los alcaldes democráticos que se niegan a reprimir a sus vecinos que protestan pacíficamente.

Cómo puede un régimen hablar de dialogo cuando en la Asamblea Nacional dirigida por un gorilaje militar que actúan como verdugos de la justicia, se monta un circo con videos editados para acusar a la diputada María Corina Machado de asesina sin ninguna prueba, y adelantar un juicio a través de la Luisa Ortega Diaz y el TSJ, para allanarle la inmunidad parlamentaria e incorporar en su lugar a un salta talanquera vendido.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Tampoco puede un gobierno hablar de dialogo y de paz, cuando el presidente de la republica, quien se supone debe tener un lenguaje moderado y de estadista, en una cadena de radio y televisión habla como guapetón y patotero, insultando y ofendiendo a el Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, que fue reelecto por la mayoría de los votos caraqueños. Ledezma tiene tanta legitimidad como Maduro, y además representa el segundo cargo de elección popular en importancia después del presidente de la república. Por lo tanto, mientras haya represión, presos políticos y exiliados en el exterior, y que los voceros del régimen mantengan un lenguaje ofensivo contra la disidencia, no puede haber dialogo.

Me decía un viejo amigo y compañero de lucha gremial en el Colegio Nacional de Periodistas y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, que en momentos difíciles como los que vive nuestro país, hay personas con liderazgos que por mucho que traten de ocultarlo, siempre tiene puntos de quiebre y debilidades emocionales que los hacen tirar la toalla por miedo y que los pueden llevar a negociaciones para beneficios personales. Ojo, esto no lo decimos porque seamos agentes del imperio, solo es una reflexión a favor de Venezuela. En los puntos de quiebre, la debilidad es traición imperdonable.

Gerónimo Figueroa Figuera / @lodicetodo

Contenido Relacionado