Nuestra óptica: “La Paz no es propaganda por TV y una foto”, por @lodicetodo

Geronimo-FigueroaLa paz no se construye solo con propaganda por los medios de comunicación social, ni con llamados de dialogo para tomarse una foto con todos los sectores del país, donde un alcalde pida abrazar al presidente como si se tratara de un artista de televisión, ni mucho menos con operativos policiales para impresionar ni tampoco haciendo negociaciones con los pranes que ejercen el control dentro de las cárceles, ni tampoco ayuda a la paz una ley de Costos y precios Justos con 30 artículos que solo hablan para reprimir al productor y comerciante. Para construir la paz hace falta mucha tolerancia, reconocimiento del contrario en todos los escenarios y no violar los derechos humanos.

No se puede hablar de paz cuando los venezolanos pasan cuatro, cinco y hasta seis horas para comprar un kilo de harina pan o un litro de leche. O cuando vas a un mercal, donde también tienes que hacer la cola, te marcan como a un animal para poder venderte algunos productos de la cesta básica cuando los hay, pero además te obligan a comprar otros que no necesitas, lo que golpea mas el bolsillo de los venezolanos.

No puede haber paz cuando el gobierno apoya y estimula la actuación de civiles armados disfrazados de colectivos que imponen su propia ley en los sectores donde operan y no permiten el ingreso de los cuerpos de seguridad del estado. No estamos en contra de lo que es el espíritu de los colectivos, por ser una forma que tiene la sociedad civil para organizarse, solo que algunos de ellos han distorsionado ese espíritu y han permitido que se alojen personas de reputación dudosa que hacen daño a la sociedad.

No puede haber paz cuando han muerto mas 200 mil compatriotas por la inseguridad y el gobierno no hace nada para frenar la matazón. El ministro del interior en vez de trabajar con expertos y elaborar un verdadero plan de seguridad, se dedica a la propaganda política inventando cifras sobre disminución de la inseguridad. Tampoco puede haber paz cuando mas de un millón de compatriotas se han ido a otros países por persecución política o en busca de oportunidades laborales y seguridad personal, porque en Venezuela el gobierno no es capaz de brindarle, especialmente de jóvenes que ven muy oscuro su futuro si se quedan en Venezuela.

No puede haber paz cuando los estudiantes y jóvenes en general, acompañados por una parte de la sociedad, el 12 de febrero protestaron por la escasez de alimentos y falta de seguridad, lo único que recibieron fue represión con tres muertos, 70 heridos y 180 detenidos. Y el 18 de febrero mientras Maduro hablaba de paz en cadena nacional, la guardia reprimía a los estudiantes, atacaba residencias en Altamira y otras zonas de Chacao. Igualmente el 19 de febrero, un día después, militarizó La ciudad de San Cristóbal con seiscientos efectivos militares que tomaron las calles de la ciudad y cuatro aviones rusos Sukhoi sobrevolaron con aptitudes de quien realizará un bombardeo de guerra, sometiendo a la población, especialmente a los niños y personas mayores a un pánico extremo.

Tampoco puede haber paz cuando después de 14 dias de protestas pacíficas de los estudiantes, el gobierno lo que hace es reprimir aumentando los muertos a 14, los heridos a 400 y los detenidos a 800. Para luego inventar el 26 de febrero una conferencia de paz con algunos actores disidentes y tomarse una foto, hacer un torneo verbal donde los gobierneros lo que hacen es insultar a los disidentes presentes, que en nada ayuda al dialogo. Es mas, mientras ese torneo se desarrollaba en Miraflores, la guardia nacional y los colectivos armados reprimían a los estudiantes en casi todo el país.

En definitiva, para construir la paz, no es suficiente un llamado a dialogo muy publicitado para un torneo de discursos y tomarse una foto. Para alcanzar la paz hace falta mas que eso.

Gerónimo Figueroa Figuera / @lodicetodo

Contenido Relacionado