Obama conmemora los 50 años del voto negro en todo el país

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que la marcha de Selma (Alabama) por los derechos civiles de la que se cumplen 50 años, es una fuente de inspiración para los jóvenes de todo el mundo desde Túnez a Ucrania.

El mandatario destacó el poder de los jóvenes para cambiar del mundo en un discurso a pocos metros del puente por el que marcharon varios centenares de personas para pedir la igualdad de sufragio para los negros y fueron duramente reprimidos por la policía.

reuters-obama-selma--644x362

Obama señaló que los activistas que marcharon por ese puente “demostraron que el cambio no violento es posible, que el amor y la esperanza puede vencer al odio”, que sentó las bases en “nuestro largo camino hacia la libertad”.

“Desde las calles de Túnez al Maidan en Ucrania, esta generación de jóvenes puede sacar fuerza de este lugar, donde los menos poderosos pudieron cambiar a la mayor superpotencia del mundo, y empujar a sus líderes para expandir los límites de la libertad”, dijo el primer presidente afroamericano de la historia del país.

La marcha de Selma, que se saldó con más de 50 heridos y pasó a la historia como el “Bloody Sunday” (“Domingo sangriento”)  fue el catalizador para que meses más tarde el presidente Lyndon Johnson firmara la Ley del Derecho al Voto, que declara ilegales las leyes que restringen el voto a los negros.

“El instinto que llevó a estos hombres y mujeres jóvenes a recoger la antorcha y cruzar este puente es el mismo instinto que movía patriotas elegir revolución sobre la tiranía”, dijo Obama.

El mandatario señaló quienes participaron en la marcha, marcada por la no violencia, “dieron coraje a millones de personas”, y han sido fuente de inspiración para muchos.

“La gente joven detrás del telón de acero (bloque comunista) pudo fijarse en Selma y acabar derribando el muro”, dijo el mandatario que también se refirió al apartheid, al régimen militar de birmania y a otros conflictos más recientes.

Obama recordó que la aprobación de la Ley del Derecho al Voto en agosto de 1965 contribuyó a que se derribaran otras barreras políticas, sociales y económicas, que han propiciado cambios en la administración pública desde pequeños pueblos a grandes ciudades, “hasta la Casa Blanca”.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado