Obama quiere que más policías lleven cámaras y filmen sus operativos - LeaNoticias.com

Obama quiere que más policías lleven cámaras y filmen sus operativos

El presidente Barack Obama dijo ayer que quiere asegurarse de que Estados Unidos no está creando una “cultura militarizada” dentro de los departamentos de policía, y que mantendrá los programas federales que proporcionan el equipamiento de tipo militar que se utilizó para dispersar las recientes protestas con connotaciones raciales en Ferguson, Missouri.

Para ese objetivo, Obama pidió al Congreso recursos para financiar la compra de 50.000 cámaras corporales para que los policías puedan grabar acontecimientos como el tiroteo que terminó con la vida del joven desarmado de 18 años Michael Brown, y buscar la forma para construir una confianza entra las fuerzas de seguridad y las comunidades minoritarias en todo el país.

ferguson

Anunció la creación de un grupo de trabajo para estudiar los precedentes exitosos y recomendar vías con las que el gobierno pueda respaldar la responsabilidad, transparencia y confianza en la policía.

El secretario de Justicia, Eric Holder, anunció el lunes nuevos planes de su departamento dirigidos a poner fin a la discriminación racial y a garantizar una policía justa y eficaz.

“En los próximos días, anunciaré una guía actualizada del Departamento de Justicia sobre el proceder de las policías federales que afecta a personas por su aspecto racial.

Esta guía instituirá nuevas normas rigurosas -y salvaguardias firmes- que ayudarán a poner fin de una vez y para siempre a las acciones del orden que resultan en encasillamiento racial”, dijo Holder en Atlanta.

Con protestas en marcha en Ferguson y en otros puntos del país, Obama habló a los periodistas luego de reunirse en la Casa Blanca con alcaldes, líderes de derechos civiles y representantes de la policía y reconoció que le dijeron que ya hubo grupos de trabajo antes y que “no pasó nada”.

“Parte de la razón por la que esta vez será diferente es porque el presidente de Estados Unidos está profundamente interesado en asegurarse de que esta vez será diferente”, dijo Obama.

Dijo que se sintió decepcionado al escuchar cómo los jóvenes presentes en la reunión describían sus experiencias con la policía. “Viola mi creencia lo que puede ser Estados Unidos el escuchar a gente joven que se siente marginada y desconfiada incluso después de todo lo que se ha hecho bien”.

Al menos por ahora, Obama no visitará Ferguson luego de que hace una semana un jurado investigador decidiera no presentar cargos contra Darren Wilson, el policía blanco que mató a Brown, negro.

El Departamento de Justicia está investigando posibles violaciones de derechos civiles que podrían resultar en cargos federales, pero los investigadores tendrán que cumplir con un riguroso estándar para las pruebas, Justicia también ha iniciado una pesquisa más amplia sobre el Departamento de Policía de Ferguson.

Obama propone también un paquete de gastos de 263 millones de dólares en tres años para incrementar el uso de cámaras corporales, expandir el entrenamiento de agentes de la ley y añadir recursos para la reforma de departamentos policiales.

El paquete incluye 75 millones de dólares para unas 50.000 diminutas cámaras corporales que registrarán el trabajo de los agentes de servicio, con los gobiernos locales y estatales pagando la mitad del costo.

Las estimaciones varían sobre el número exacto de agentes del orden a tiempo completo que hay en las comunidades del país, aunque algunos informes federales de los últimos años sitúan la cifra en aproximadamente 700.000.

La familia de Brown quiere que cada policía en la calle porte una cámara corporal. El reverendo Al Sharpton dijo a periodistas más tarde que transmitiría a los padres de Brown lo que había sucedido en la reunión y expresó su confianza en que se producirán cambios porque Obama puso “todo su poder en esto”.

Temen que otra muerte de un negro quede impune

Nueva York espera con preocupación la decisión de un jurado por el homicidio de un hombre negro cuando era detenido por la policía en julio pasado, un caso con puntos en común con lo ocurrido en Ferguson.

Eric Garner, de 43 años y sospechoso de vender cigarrillos ilegalmente, murió el pasado 17 de julio luego de haber sido sometido por la fuerza por varios policías blancos tras intentar resistirse en Staten Island, frente a Manhattan.

En un video aficionado se ve a uno de los agentes tomándolo por el cuello, una práctica prohibida en Nueva York. Obeso y asmático, Garner, padre de tres niños, se queja en varias ocasiones de no poder respirar. Perdió luego el conocimiento y fue declarado muerto en el hospital.

Su deceso fue calificado como homicidio por la oficina forense de la ciudad y volvió a dejar al descubierto las tensiones raciales en Nueva York y aumentado la presión sobre las autoridades.

Ahora se espera en cualquier momento la decisión de un jurado popular de Staten Island sobre si el policía Daniel Pantaleo, que aparece en el video tomando del cuello a Garner, debe ser inculpado por lo ocurrido.

Las autoridades de la ciudad saben que el anuncio puede dar lugar a nuevas manifestaciones potencialmente más importantes que las que se han llevado a cabo en los últimos días por el caso de Michael Brown, el joven negro abatido por un oficial blanco en Ferguson (Misuri, centro-sur de EEUU) en agosto pasado.

Cuando un jurado de Misuri anunció el lunes pasado que no halló evidencia suficiente para procesar al policía Darren Wilson, estallaron movilizaciones, algunas de ellas violentas, en todo Estados Unidos.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado