Opciones inteligentes para que tus ahorros no se devalúen - LeaNoticias.com

Opciones inteligentes para que tus ahorros no se devalúen

Adquirir dólares, invertir en tierra y ladrillos, hacerse de oro, colocar el dinero en plazo fijo o irse a la bolsa y elegir comprar bonos o títulos. Éstas son opciones que aparecen a la hora de consultar a los analistas de inversión qué hacer con esos ahorros que se tienen guardados.

En años convulsionados, como sería 2015, el escenario puede ir cambiando. Diversas aristas tiñen el período, como la disputa con los fondos buitres, las elecciones provinciales y nacionales, las medidas políticas con respecto al dólar y la emisión monetaria.

economia

En lo que respecta al ámbito internacional, se esperan las decisiones del Gobierno con respecto a China, la vulnerabilidad del petróleo y la devaluación de las monedas de Brasil y Rusia.

Todo este panorama conlleva cierta volatilidad del mercado financiero y la necesidad irremediable de los inversionistas de decidir qué hacer frente a tales esos acontecimientos y a una inflación que pareciera que va a ser similar a la de 2014.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Sin embargo, antes de elegir dónde o cuál es la mejor alternativa para resguardar esos pesos, los economistas señalan que primero los ahorristas deberían preguntarse qué tipo de inversionista se es: conservador, intermedio o arriesgado. Y en base a esto, dónde se siente más cómodo a la hora de depositar el dinero.

En base a esto es que los analistas tratan de dilucidar junto al potencial inversor el tiempo de que se dispone para empatarle o ganarle a la inflación. En este sentido, deben saber si quieren recuperar el dinero en el corto, mediano o largo plazo.

Teniendo en cuenta lo mencionado, se detallarán aquí algunas de las opciones más elegidas por los analistas de inversión de Mendoza consultados por Los Andes.

Inversiones conservadoras
Dólar, plazos fijos e inmobiliario
Una de las opciones más conservadoras que plantean los economistas es la inversión en dólares, que, a pesar de no poder asegurar la tendencia en el corto plazo, en el largo la moneda cotizará mejor ya que el tipo de cambio oficial no es real.

No obstante, al ser un mercado no regulado (el del blue) es muy sensible a cada medida y restricción que haga el Gobierno Nacional. Para los asesores, la cotización es una olla a presión que en cualquier momento se destapa y el precio de la moneda se disparará por encima de la inflación.

De este modo, para Daniel Garro, economista de Value International Group, la importancia de esta inversión es no mirar la rentabilidad del negocio en el corto plazo.

“Hay que comprar dólares, guardarlos y seguir trabajando sin mirar la cotización diaria. El precio del dólar está de oferta por fin de temporada, hay que aprovecharlo. El Banco Central de la República Argentina (BCRA) ha retirado fortunas en pesos del mercado. La deuda es inmensurable y en algún momento, este o el próximo gobierno, tendrán que pagarla”, subrayó Garro.

Con respecto a la rentabilidad, el economista acentuó que no puede calcularse al azar ya que hay que evaluar en cuánto se compró y cuánto está cotizando en el momento de la venta.

En el caso de la operatoria hay dos opciones. Por un lado, para aquellos que tienen un sueldo mayor a los $ 9.200, está la alternativa del dólar ahorro. Si no, “para los ahorristas pymes tienen que pasarse al mercado del blue”, precisó el especialista.

Otra de las opciones que tiene un tinte conservador y una rentabilidad estable es el del plazo fijo en pesos, ya que en el corto tiempo el ahorrista sabe cuánto recibirá en base a su depósito. Sin embargo, el economista Sebastián Laza señaló que la renta difícilmente supere el 25% anual. O sea, bastante menos que el 30-32% anual que se prevé de inflación para 2015.

Por su parte, Lisandro Nieri, presidente de Portfolio Finanzas, aclaró que para los individuos hoy la tasa a 90 días es cercana al 24%, una inversión interesante para el pequeño ahorrista. No así para las empresas, ya que la rentabilidad es menor, y, según recomienda, “es preferible que coloque el dinero en otras alternativas en la bolsa”.

Invertir en propiedades, en tanto, suele ser un clásico entre los mendocinos pero no siempre es la opción más recomendada por los economistas, teniendo en cuenta la inflación y los altos costos de los inmuebles (ver aparte).

Inversión intermedia
Activos financieros en dólares
Según los analistas, todos los activos que se benefician con el tipo de cambio oficial son totalmente rentables. En este sentido, existen activos financieros que siguen al dólar en el exterior, lo que permitiría seguir a una moneda que se está revaluando en el mundo y en billetes, a lo que se añade la devaluación del peso que se vendría más tarde o más temprano. Algunas de las opciones son los bonos “dollar linked”, fondos de inversión en títulos públicos y bonos atados al dólar.

Para estos casos, Daniel Garro explicó que es ideal que la inversión mínima sea de 20 mil o 30 mil dólares. Ya que en toda cuenta bursátil, por entrar y salir se cobran comisiones que, en definitiva, se comen la rentabilidad si la inversión es chica.

Esta alternativa, aclaró Lisandro Nieri, es para aquellos inversionistas de mediano-largo plazo, ya que hay que esperar y analizar la cotización y venderlas en el mejor momento. Además, acentuó el economista, que al ser en dólares hay que esperar la corrección del tipo de cambio (ver aparte).

Inversión arriesgada y para grandes
Oro físico y bitcoins
Para Daniel Garro, el mundo va camino hacia una nueva crisis que contempla una devaluación de todas las monedas internacionales por la fuerte emisión de los bancos centrales de casi todo el mundo. De este modo, para el economista, el oro y el bitcoins (moneda virtual) son un resguardo.

En el caso del primero, la operatoria puede ser yendo a las casas céntricas de Mendoza (compras mínimas). Mientras que si la inversión es mayor, se puede hacer a nivel internacional, abriendo una cuenta en Estados Unidos y guardarlo en la caja de seguridad del banco. En este caso, se hace interesante ya que representa un refugio, sobre todo, en períodos económicos convulsionados.

En ambos casos, Garro remarcó que es una inversión a largo plazo y el perfil económico del ahorrista debe ser alto, ya que el oro debe guardarse por un amplio tiempo. Acá se puede invertir a partir de los 100 mil dólares. Lo interesante es que para concretar la operación no se necesita autorización de la AFIP y tampoco existe tope para el atesoramiento y adquisición.

Por otro lado, la inversión en bitcoins será -para Garro- un gran refugio ya que en el mediano-largo plazo subirá mucho de precio. En este caso, hay que abrir un “monedero” en casas especiales que cotizan esta moneda.

El bitcoin dejará de emitirse en el 2016-2018. “En estos años la rentabilidad va a ser muy importante. Es una cuestión de oferta y demanda. Será una moneda muy utilizada”, señaló el economista.

La cotización actual es por cada bitcoin 300 dólares. Hoy se ha estabilizado, ya que ha tenido gran volatilidad, llegando a cotizar 1.000 dólares.

Mercado inmobiliario

Ingresar a un fideicomiso para construir un complejo habitacional, comprar una casa o departamento, son algunas de las alternativas a la hora de invertir en ladrillos y tierra. Algunos analistas aconsejan esta opción, sobre todo para aquellos conservadores que necesitan resguardar su dinero en un bien tangible.

Sin embargo, otros la tildan “de la peor opción del mercado, ya que el negocio inmobiliario deja una renta en dólares muy baja, que llega al 3%, y no hay manera de que valga más dentro de 12 meses”. Esta es la opinión de Daniel Garro, quien explica que en estas operaciones no se gana dinero, sobre todo cuando se compra o construye para luego alquilar.

Sin embargo, señaló el economista Lisandro Nieri, esta podría ser una buena alternativa cuando se compra para vender. En este caso “puede haber una importante rentabilidad”.

Sebastián Laza coincidió con sus colegas en que el desembolso del dinero para adquirir un inmueble y alquilarlo no es rentable. Laza ejemplificó sobre valores estimativos: “Si se compra una casa de barrio con tres habitaciones, a un costo aproximado de 500 mil pesos y la alquilas en 5.000 pesos, en 12 meses le dejará al propietario una renta anual de 60 mil pesos. Ese último monto, sobre la inversión inicial, deja una rentabilidad aproximada del 12% en pesos”.

“Es un activo a largo plazo”, agregó Laza. En una economía como la argentina, en la que el dólar no le gana a la inversión, es muy difícil que se revalorice. Además, el costo por entrar y salir es alto, a diferencia de otras opciones”. Sin embargo, dio otra posibilidad, y es el caso de los lotes. “En Mendoza podés llegar a encontrar alguno que esté barato en una zona que a largo plazo se revalorice”.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado