Panamá liderará crecimiento regional

Panamá crecerá un 6.3% en 2015, lo que hará de la economía nacional la más dinámica de América Latina y el Caribe este año, según las proyecciones económicas del Banco Mundial, presentadas ayer en Washington en el marco de las Reuniones de Primavera de esta institución y el Fondo Monetario Internacional.

Panamá liderará crecimiento regional

Si se cumple la proyección del Banco Mundial, el crecimiento de Panamá será similar al de 2014 (6.2%) y sensiblemente superior al de cualquier país de la región. En la clasificación le seguirían Nicaragua (4.8%), República Dominicana (4.7%) y Bolivia (4.5%).

Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, dijo a este diario que Panamá es un “caso ejemplar”. El país “ha tenido el mejor desempeño de la región en los últimos 12 años”, acotó.

Dijo que la economía ha sido impulsada por la ampliación del Canal, pero que, además, se han tomado decisiones para aprovechar su posición geográfica atrayendo empresas multinacionales e intentando convertirse en un centro de servicios logísticos que además se sirve de la “calidad en servicios legales y financieros”.

* El proyecto de ampliación y la llegada de inversión extranjera han impulsado la actividad económica en Panamá.

De la Torre ve en Panamá “una gran efervescencia, similar a la que se veía en Singapur cuando se descubrió a sí mismo como un país con altísima conectividad marítima y en comunicaciones”. Destacó además que Panamá, Chile y Perú son los tres únicos países de América Latina cuyo ingreso per cápita ha recortado distancias con el de Estados Unidos en las últimas décadas.

No obstante, los altos niveles de crecimiento también generan desafíos, como la “rápida aparición de cuellos de botella” en la forma de congestiones en las ciudades, en puertos, en aeropuertos y en los problemas de la equidad social cuando hay un incremento de ingresos no compartido.

En la coyuntura actual, Panamá y América Central se benefician de la caída en los precios del crudo en los mercados internacionales, al ser principalmente países importadores de petróleo. Además, les favorece la recuperación económica de Estados Unidos.

Un panorama diferente se observa para América Latina en su conjunto, que apenas crecerá 0.8% en 2015, según el Banco Mundial. Esto se debe a la caída de los precios de las materias primas y a la desaceleración de China, el principal comprador de estos productos.

En algunos países, además, se pueden generar riesgos por la apreciación del dólar respecto a las monedas locales.

El Banco Mundial cree que la región se debe adaptar a esta “nueva normalidad”, que considera no será temporal.

“La evidencia apunta a que los golpes externos que emanan de la desaceleración de China y los cambios en los términos de intercambio son permanentes”, apuntó de la Torre.

Para adaptarse a esta situación y alcanzar crecimientos más elevados, la región requiere de “ambiciosas reformas estructurales” y considerar un aumento del ahorro para favorecer el crecimiento a largo plazo.

Fuente: [prensa.com]

Contenido Relacionado

Related Topics